Público
Público

Plantón de Mourinho

El portugués decide a última hora no comparecer ante los medios, así como nadie del cuerpo técnico, y el Madrid envía a Sergio Ramos a dar la cara. "Sale uno de los capitanes por respeto a todos y no está m

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El central español del Real Madrid Sergio Ramos ha querido dejar claro que toda la plantilla 'remará en la misma dirección' para intentar levantar la Copa del rey ante el Atlético de Madrid y que, para el viernes, el equipo en su conjunto estará 'por encima' de cualquier individualidad.

'Los rumores que se han creado es lo que menos nos debe importar. Lo importante es el grupo, es el Madrid por encima de cualquiera. Cuando te juegas un título no debe haber nada que esté por encima de eso. Hace ya unos días que nos decantamos por preparar muy bien la final y estamos deseando poder añadir otro título', afirmó Ramos en una rueda de prensa donde no quiso comparecer ningún miembro del cuerpo técnico del club.

Por primera vez en las tres temporadas de Mourinho en el Real Madrid, el técnico portugués no salió a ofrecer la rueda de prensa oficial previa a una final. En esta ocasión no le sustituyó su segundo, Aitor Karanka, después de que Mourinho acordase con el club que para evitar que se hablase de aspectos que nada tienen que ver con la final de Copa del rey, según informaron a Efe fuentes del Real Madrid.

Preguntado por la extraña situación de que un futbolista sustituya al entrenador el día antes de un partido, Ramos explicó la situación que se dio y su disponibilidad para hablar ante los medios de comunicación. 'Si estoy aquí es por algo. Al igual que el mister puede contestar sus preguntas, yo también. Estamos para hablar de fútbol, no del futuro de nadie ni hay que crear debates. Sale uno de los capitanes por respeto a todos y no está mal', explicó el defensa andaluz.

El internacional español, que destacó la 'complejidad' del duelo madrileño, aseguró que para este partido no existen favoritos. 'Soy partidario de que en las finales no hay favoritos, los dos equipos hemos hecho méritos para estar. Después de la eliminación de Champions, añadimos un extra más. A este partido llegamos en un buen momento, las lesiones no son excusas. Las finales se juegan para ganarlas', comentó.

Ramos, que afirmó estar 'totalmente disponible' para aportar al equipo, avisó de la peligrosidad del rival, un equipo que ha mejorado notablemente desde la llegada de Simeone. 'Es un partido muy complicado. A nivel personal cada uno debe ser exigente con él mismo e intentar dar el máximo, hay que defender el escudo hasta el último minuto, tenemos que dejarnos el alma', dijo.

'Está claro que conocemos muy bien al rival. Es un equipo que, desde que llegó el Cholo, ha exprimido a cada futbolista. Va a ser complicado pero hay un título de por medio. Pero cuando juegas en tu propio estadio tienes un plus', añadió el defensa sevillano.

Además, Ramos abocó al juego limpio para que el viernes no ocurra lo que en otros derbis. 'Los errores nos deben servir tanto a ellos como a nosotros. Esperemos que la gente disfrute y no hagamos ninguna tontería.n Se puede defender a tu equipo con el máximo respeto, somos un ejemplo para mucha gente y hay muchos niños viendo el partido', avisó.

El jugador madridista prefirió no entrar en polémicas en vísperas a un encuentro vital y quiso defender la labor del técnico portugués, José Mourinho. 'Todos los entrenadores motivan a sus jugadores. Si hay algo que me gusta de él es eso, que intenta motivar al grupo con vídeos, charlas... Pero en cuanto saltamos al campo depende de nosotros. El míster pone toda la carne en el asador', comentó.

'El míster pone toda la carne en el asador'

Además, aseguró que nadie ha apartado a Pepe del grupo y que el central sigue entrenando como uno más. 'No creo que hayamos notado nada diferente. Estamos todos a disposición y es el míster quien decide. No ha habido nada en especial con ningún jugador. A Pepe no se le ha apartado, está entrenando como un jugador más. Si fuera el técnico te daba la alineación, pero no tengo el título de entrenador ni quiero serlo. Ninguno nos sentimos titulares ni tampoco suplentes', zanjó.

Por otro lado, Ramos esquivó la palabra fracaso al ser preguntado por el balance de la temporada del Madrid en caso de perder la final. 'A nivel personal uno se debe sentir satisfecho con haberlo dado todo. Uno puede perder pero se puede hacer de muchas maneras. Si se pierde que sea como el día del Dortmund. Para ser sincero, me gustaría ganarla y no ser pesimista. La Copa es por lo que vamos a luchar', afirmó.