Público
Público

Plenitud en el Camp Nou

El Barça vuelve a brillar para vencer a un Villarreal punzante y alejarle de la lucha por el título

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras un inicio dubitativo, una vez pagada la factura física del Mundial, el Barça ya ha recuperado del todo su esencia y su grandeza. No sólo la que le permite golear a rivales como el Sevilla, sino también la que le empuja a revertir situaciones adversas maravillando al público con tanta magia como voluntad. Lo hizo ayer ante un enemigo tan punzante y valiente como el Villarreal. Lo apeó de la carrera por el título y durmió líder, a la espera del resultado de hoy del Madrid. Arden los dos carriles que llevan al clásico, al que el conjunto azulgrana llegará en total plenitud.

Saltó el Barça al césped inspirado, a ritmo de vértigo, deleitando con su mejor circulación de balón, mareando al Villarreal con una locura de pases encadenados imposibles de seguir con la mirada. Pero, cuidado, porque las pocas veces que el conjunto visitante encontraba a Nílmar o Rossi, creaba peligro.

Eso cuando no se cruzaba en su camino Abidal, atento y velocísimo ayer en la anticipación, jugando de central por la sanción de Piqué y la lesión de Milito. Ante Puyol, en cambio, la dupla de delanteros se escurrió con mayor soltura, como si al central le pesaran los 500 partidos a sus espaldas como a otros le pesan los años.

Villa abrió el marcador y Messi volvió a marcar dos tantos

El Barça, en cualquier caso, remaba en la dirección correcta con su juego mágico y vibrante, que encontró el camino del gol cuando Xavi e Iniesta ensancharon el campo. El manchego encontró a Villa escorado a la banda y, tras superar a su defensor, cruzó un disparo seco.

Parecía el inicio de una gran fiesta en azulgrana. Poco tardó Xavi en encontrar en profundidad a Messi, solo ante el portero, pero el árbitro cambió el rumbo del encuentro al señalarle un inexistente fuera de juego. Aprovechó el error y las protestas el Villarreal, siempre agazapado, para morder como un rayo y encontrar de nuevo a Nílmar, que volvió a regatear a Puyol antes de empatar el encuentro.

Se creció el Villarreal durante unos minutos tensos y feroces. Intentó el conjunto de Garrido imitar el inicio azulgrana. Aunque dieron más de un susto en el área rival, la presión local no dejó que el sueño amarillo durara demasiado. Paulatinamente, Iniesta y Xavi fueron retomando la batuta del encuentro, devolviendo a los espectadores la tranquilidad que les da el habitual dominio azulgrana.

El Barça se repuso al empate firmado por Nilmar tras un error arbitral

En la reanudación, pese a que el Barça mantenía el dominio, se acomodó a un ritmo algo más lento y se perdió en imprecisiones antes de hallar el área rival. Teniendo en cuenta la pólvora y la velocidad del Villarreal, no era conveniente dormir el partido.

Así que toda la electricidad se metió repentinamente en los cuerpos de Messi y Pedro, que firmaron una pared de ensueño, imposible de neutralizar, en el área rival aprovechando una falta servida con rapidez. El argentino detuvo el tiempo antes de batir a Diego elevando el balón por encima de su cuerpo. El partido era ya azulgrana, pero otro tanto de un Messi pletórico, a pase también de Pedro acabó por hundir al Villarreal. De nuevo, el Barça puede con todo.

3 - Barcelona: Valdés; Alves, Puyol, Abidal, Maxwell (Adriano, m. 84) ; Xavi (Mascherano, m. 88), Sergio, Iniesta; Messi, Villa (Keita, m. 71) y Pedro.

1 - Villarreal: Diego; Ángel, Marchena, Musacchio, Capdevila; Bruno, Borja (Jefferson, m. 78); Cani (Senna, m. 70), Cazorla; Nílmar y Rossi.

Goles: 1-0. M. 22: Villa, tras un recorte en el área, adelanta al Barça con un disparo cruzado y raso. 1-1. M. 24 : Nilmar supera a Puyol con un regate y bate a Valdés. 2-1. M. 59: Messi, tras una espectacular pared con Pedro, supera con una vaselina a Diego. 3-1. M. 81: Messi, a pase de Pedro, culmina la victoria.

Árbitro: Delgado. Amarilla a Abidal, Maxwell, Borja, Senna y Ángel.

Camp Nou: 80.766 espectadores.