Público
Público

Los poetas se rinden al balón

Escribir poemas sobre el fútbol puede parecer contradictorio, pero es una práctica cultivada por los poetas desde hace un siglo, desde Alberti a Benedetti

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Escribir poemas sobre el fútbol puede parecer contradictorio, pero es una práctica cultivada por los poetas desde hace un siglo, desde Alberti a Benedetti, y que va a ser el tema central de las jornadas 'Fútbol y poesía' que se celebran en Córdoba desde este lunes y hasta el próximo 26 de marzo.

En un primer momento podría parecer que existe una antítesis entre el gusto por el fútbol y la poesía, pero la realidad sorprende más que la ficción y en este festival se confirma que hubo y hay hinchas que escriben odas a los goles y a los futbolistas.

El fútbol es el deporte rey de la sociedad contemporánea y consigue que millones de personas se reúnan para ver a su equipo disputarse la Liga de Campeones o campeonatos mundiales, europeos, africanos a americanos.

Y esta pasión de sus fanáticos más incondicionales no depende del estrato social, sino al revés: el balón une más que separa, y además las barreras que podría establecer la diferencia de nivel de estudios e intelectual se difuminan.

De ahí que las jornadas de 'Fútbol y Poesía', dentro del festival Cosmopoética, el certamen más relevante en materia poética de España y uno de los más destacables de Europa, traten de poner sobre la mesa que los literatos -en concreto los poetas- se rinden también ante el esférico.

Así, la escritora Elena Medel abordará la relación de la mujer -menos forofa- y el fútbol en estas jornadas, en las que se prevé que asistan Francisco J. Uriz y Julián García Candau, dos relevantes antólogos de poesía sobre el fútbol, así como los ex futbolistas Miguel Pardeza y Juan B. González Maestre 'Juanito'.

El fútbol desata pasiones y la poesía se inspira en la pasión, de ahí que la pregunta sea ¿cómo no van a cantar los rapsodas al balompié?.

El amor por el fútbol es legendario. Desde hace más de 4.000 años se tiene constancia de juegos con pelota en la civilización de China y dicha práctica se extendió a varias naciones vecinas.

Asimismo, en el continente americano todavía los antropólogos están tratando de matizar sus tesis sobre cómo y en qué fechas jugaban a la pelota diversas civilizaciones -en concreto las mesoamericanas- que se extinguieron por efecto de la colonización europea.

En Occidente tampoco se manejan muchas pistas sobre qué tipo de juego con pelota se desarrolló en la Antigua Grecia y Roma, ya que tan sólo se ha constatado que diseñaron estancias en sus viviendas -al igual que las otras culturas- para practicar esta actividad lúdico-social.

De todas las maneras, el binomio fútbol y sociedad es incuestionable ya que el jugar con una pelota es un deporte que practican millones de personas en su tiempo de ocio y al que sólo unos pocos elegidos consiguen consagrarse como profesionales y, muchos menos, convertirse en leyendas.

Como ya dijo el torero español Rafael Gómez Ortega 'El Gallo': 'Hay gente pá tó' (Hay gente para todo), cuando le presentaron al filósofo José Ortega y Gasset, y ¡cómo no! existe un gran número de intelectuales a quienes les alegra o les enoja el resultado del marcador de su equipo cada domingo por la tarde.

Este punto se constata en los poemas que ha compilado en la antología Poesía a patadas el Premio Nacional de Traducción en 1995 Francisco J. Uriz y que va a ser presentada mañana, martes, en estas jornadas.

Además, se han impreso 20.000 copias que van a repartirse gratis por la ciudad califal en la presente edición de Cosmopoética.