Publicado: 24.05.2014 20:12 |Actualizado: 24.05.2014 20:12

Pole con polémica de Rosberg en Mónaco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El piloto alemán Nico Rosberg (Mercedes) se impuso a su compañero Lewis Hamilton en la sesión de clasificación del Gran Premio de Mónaco con una polémica salida de pista final que impidió al británico mejorar su tiempo, y buscará mañana su segunda victoria en Montecarlo.

Rosberg logró su segunda 'pole' de la temporada, que es también la segunda en Mónaco y la sexta de su carrera, después de un duelo entre los dos Mercedes que empezó desde los entrenamientos libres del jueves y cristalizó en una polémica salida de pista del germano que impidió a su compañero mejorar su tiempo.

La salida de pista de Rosberg en la curva 5, 'Mirabeau', en la que se fue a una de las escapatorias del circuito durante el último minuto de la clasificación, provocó una bandera amarilla que impidió a Hamilton, que venía por detrás en su último intento de vuelta rápida, culminar el giro y amenazar la 'pole' de su compañero.

El teutón residente en Mónaco afirmó después en rueda de prensa que la situación había sido involuntaria, mientras los jueces de carrera ponían bajo investigación el incidente, expediente que al final no tuvo consecuencias. "Bloqueé el eje delantero, o el trasero, no estoy seguro, y eso me enviaba fuera de la pista. Estaba intentando volver pero en el último momento tuve que girar hacia fuera porque estaba a punto de chocar contra el muro de neumáticos. Estuvo cerca, pero conseguí irme por la vía de escape", explicó Rosberg en rueda de prensa.

En esta misma comparecencia el alemán reconoció que "lo sentía" por su compañero británico, quien, con pocas palabras, calificaba la situación como "irónica". "Sí, es irónico, pero bueno. Estaba solo unas décimas por detrás, así que está bien", dijo Hamilton, parco en palabras durante toda la comparecencia.

Pese a la investigación que abrieron los inspectores de carrera, todo quedó en nada. "Los jueces han examinado el vídeo y los datos de la telemetría del equipo y la Federación Internacional de Automovilismo no ha encontrado ninguna evidencia de infracción en el incidente de la curva 5", reza el comunicado de los jueces del circuito monegasco.

Tras el duelo interno de Mercedes, pocas novedades se pudieron ver entre los favoritos, que terminaron ordenados por escuderías. Si Mercedes copaba la primera fila, Red Bull tenía la segunda -con el australiano Daniel Ricciardo por delante del tetracampeón mundial alemán Sebastian Vettel-, y Ferrari la tercera -con hasta siete décimas de diferencia entre el quinto del español Fernando Alonso y el sexto de su compañero finlandés Kimi Raikkonen-.

"El resultado de hoy muestra cómo ha estado la situación todo el fin de semana, y es más o menos lo que esperábamos", reconoció Alonso, que se mostró satisfecho por estar más cerca de los Red Bull, ya que terminó a una décima de Vettel y dos de Ricciardo.

Las sorpresas de la jornada fueron los coches de Toro Rosso, que lograron entrar los dos en la Q3 con un sobresaliente Jean-Eric Vergne, que protagonizó vueltas rápidas de gran nivel, y un sorprendente Daniil Kvyat. El ruso corría por primera vez en su carrera por las calles de Mónaco, y respondió con nota.

Satisfacción personal también para el mexicano Sergio 'Checo' Pérez (Force India), que logró por segunda vez en la temporada acceder a la Q3 y saldrá en décima posición. El venezolano Pastor Maldonado (Lotus) superó por primera vez en el año la Q1 y partirá del decimoquinto lugar.