Público
Público

La política y el fútbol discrepan sobre la fecha del Barça-Madrid

Mientras el mundo del fútbol y los dos equipos implicados hubieran preferido jugar el partido el domingo, los partidos políticos catalanes aplauden la decisión de aplazarlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aunque no será la primera vez que el gran clásico del fútbol español se juegue en lunes —hay precedentes en 1964 y 1972—, el cambio de fecha provocado por las elecciones catalanas ha suscitado reacciones en el ámbito político y deportivo. 

Mientras el mundo del fútbol y los dos equipos implicados hubieran preferido jugar el partido el domingo, los partidos políticos catalanes aplauden la decisión de aplazarlo al lunes. 

Hasta Marcelino Iglesias, secretario de Organización del PSOE, ha dicho que es la mejor decisión posible porque así los catalanes podrán concentrarse en las elecciones. 

Mas: 'Así todo el mundo, no sólo yo, podrá seguir con más atención los dos eventos'

De la misma opinión en Alicia Sánchez-camacho, presidenta del PP catalán, que ha opinado que de este modo 'se aportará mayor facilidad' al dispositivo de seguridad permitiendo que 'se pueda votar con normalidad el domingo'.

Artur Mas, el candidato de CiU, también se ha alegrado del cambio de fecha: 'Todo el mundo, no sólo yo, podrá seguir con más atención los dos eventos y participar con más atención en los dos'.

Desde el lado del fútbol, la noticia no ha caído tan bien. Sólo Özil, el jugador del Real Madrid, se ha mostrado indiferente respecto al día del partido: 'Da igual jugar sábado, domingo o lunes, lo importante es ganar al Barcelona'.

El resto de las reacciones ha oscilado entre la resignación de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que ha aducido 'razones de seguridad' para el cambio al malestar de los dos clubes implicados. El directivo del FC Barcelona encargado de los medios de comunicaión, Manel Arroyo, ha declarado tras confirmarse que el clásico se jugará el lunes 29 de noviembre que 'lo más importante' era no jugarlo el sábado, pero ha admitido que de haber sido elección de los clubes, éste se hubiera disputado el domingo.

Maxwell, lateral izquierdo del Barcelona, ha reconocido que el lunes es un día atípico para jugar. En la misma línea ha ahondado Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid: 'Un lunes no es un día de fútbol, el día de fútbol es un sábado o un domingo'.