Publicado: 03.11.2016 11:33 |Actualizado: 03.11.2016 11:33

La portera de la selección de Gambia muere ahogada en el Mediterráneo al intentar llegar a Europa en patera

Fatim Jawara, de 19 años, salió de su país en septiembre, cruzó el Sahara y se embarcó en Libia con rumbo a las costas italianas.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3
Comentarios:
Fatim Jawara (a la derecha) en una foto publicada en septiembre de 2015. /FACEBOOK

Fatim Jawara (a la derecha) en una foto publicada en septiembre de 2015. /FACEBOOK

MADRID.- La portera de la selección de fútbol femenina de Gambia ha fallecido en aguas del mar Mediterráneo en el naufragio de la barcaza en la que pretendía comenzar una nueva vida en Europa. Fatim Jawara, que tenía solo 19 años, se encontraba a bordo de un barco que se hundió el mes pasado mientras pretendía llegar desde Libia a la isla de Lampedusa.

"Su muerte es inoportuna. Estamos desesperados. Es una pérdida enorme para el equipo nacional y para todo el país, pero la recordaremos por sus grandes actuaciones en el terreno de juego", ha asegurado Chorro Mbenga, quien fue entrenadora asistente del equipo nacional sub-17 en el que Jawara creció como futbolista. 



Se cree que Jawara salió de Gambia en septiembre para cruzar el Sahara y dirigirse a Libia, donde la mayoría de los inmigrantes africanos empiezan la travesía marítima hacia Europa. Era una de las estrellas del equipo gambiano, que logró clasificarse para la Copa del Mundo de Azerbayán de hace cuatro años. Jawara debutó con la selección absoluta de Gambia hace un año.

El presidente de la federación gambiana de fútbol, ​​Lamin Kabba Bajo, ha lamentado la muerte de la futbolista: "Estamos sufriendo en este momento, ya que esto es una gran pérdida para el equipo nacional de fútbol y la nación. Ella será recordada por haber salvado un penalti en un encuentro amistoso entre el equipo nacional de fútbol y las Glasgow Girls de Escocia".

Los ciudadanos gambianos representan el cuarto grupo de llegadas a Italia por número según la Organización Internacional para las Migraciones, a pesar de ser uno de los países más pequeños de África, con una población de alrededor de 1,8 millones.

Este año han fallecido ya en aguas del Mediterráneo más de 3.300 personas intentando alcanzar las costas europeas.