Público
Público

Portero por orden del tío

Adán huía corriendo de crío cada vez que le obligaban a ponerse bajo palos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sin calentar y con apenas tiempo para ajustarse los guantes en los que lleva grabados sus dos apellidos, Adán tuvo que defender de primeras la falta que propició la expulsión de Casillas en Cornellà-El Prat. Luis García, uno de los mejores lanzadores de libres directos de la Liga, le envió una pelota curva y potente que resolvió con un despeje de puños para sacársela de encima.

'Esa acción le define. Es un portero eficaz, si es que hay que encuadrarle en algún estilo. Era un balón muy complicado y no se adornó. También tiene una morfología fantástica para las demandas de la posición', le analiza Manuel Amieiro, ex entrenador de porteros del Real Madrid que preparó a Adán de los 10 a los 15 años. Amieiro recuerda a un chico que saltaba de campo a campo de la vieja Ciudad Deportiva para que le chutara, aunque él hubiera terminado de entrenarse: 'Yo estaba con otros porteros y él venía para que le disparara. Me decía: Míster, llegará el día en el que no pueda batirme'.

'Es un portero completo que domina todas las facetas del juego y con una tremenda fuerza de voluntad. Superó una grave lesión de rodilla en un momento clave de su formación', dice Lopetegui, ex portero y entrenador de Adán en el Castilla. Su ex técnico es reacio a encasillarle en una de las dos grandes divisiones que tradicionalmente dominan la posición. 'No me gusta ni la palabra palomitero, ni la del portero sobrio. El fútbol moderno exige que dominen todo y Adán puede hacerlo porque es muy completo', insiste Lopetegui. Amieiro, en cambio, le define atendiendo a los parámetros del método Hoek, el holandés que innovó la metodología de preparación de los guardametas y que él mismo aplicó mientras trabajó para el Real Madrid y tuteló a Adán: 'Responde al perfil de Hoek. Adán es un híbrido. Por decirlo de alguna manera que defina al meta moderno, no para de portero, sino que juega de portero. Es eficaz y puede ser espectacular porque tiene una velocidad de reacción prodigiosa pese a su 1'90. Es zurdo y con el pie es muy bueno. Es fruto de esos métodos de Hoek que han convertido la espontaneidad con el pie que podían tener Carrizo o Chilavert en una característica trabajada y buscada'. Adán domina tanto el balón que en algunos calentamientos se le ha visto haciendo malabares, con el pie y con la cabeza, más propios de un virguero que de un guardameta.

El guardameta de Mejorada vuelve a suplir esta noche a Casillas

Hoy, el Bernabéu examinará ese aplomo de 'veterano' que elogió Mourinho al acabar el partido con el Espanyol. 'Mourinho le ha dado la confianza que antes no tuvo. Capello le subió a entrenarse con el primer equipo, pero el que le ha dado la oportunidad ha sido su actual entrenador. Está encantado con Silvino Louro, el preparador de porteros que tiene ahora', cuenta su tío Enrique, monitor de la escuela de fútbol Nuevo Mejorada, impulsada por el propio Adán en la localidad que le vio nacer hace 23 años. 'De pequeño no le gustaba ser portero, fui yo el que me empeñé, le veía condiciones, pero él no quería. Le entrenaba en un equipo de fútbol-sala y se me escapó del campo porque no quería ponerse', prosigue su tío.

«No para de portero, juega de portero», le analiza Amieiro

'Para un portero la confianza es fundamental, con De Gea y Casillas pasó lo mismo. Adán las cualidades las ha tenido siempre y las ha mejorado, pero si no confían en tí es muy difícil para un portero. Se nota mucho que hasta sus propios compañeros le han dado esa confianza', asegura Amieiro.

Esa falta de confianza pudo provocar la marcha de Adán, que el año pasado tuvo ofertas del Zaragoza y del Málaga. Estaba dispuesto a emprender la aventura de abandonar el club en el que ingresó con diez años, pero en el Madrid abortaron su marcha. Cuando acabe el partido y regrese a su domicilio, puede que se ponga a ver un partido de la NBA o que practique el póker con los amigos, ya sin apuntar las jugadas en una chuleta.