Público
Público

El positivo que le faltaba a Madrid 2020

El rebelde Sergio Sánchez, el atleta que tantas veces se quejó de que los atletas de la 'operación Galgo' tuvieran mejores becas que él, dio positivo en los pasados Nacionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuatro días después del fracaso de la candidatura olímpica en Buenos Aires, en la que el dopaje hizo tanto daño, se demuestra que en España este problema no está curado. Uno de nuestros atletas más valorados Sergio Sánchez (León, 1982) dio positivo por EPO en los pasados campeonatos de España. Y no se trata de un atleta cualquiera. Se trata del atleta que nos representó en el 5.000 de los pasados Mundiales de atletismo y del hombre que hace tres años fue medalla de plata en el Mundial de pista cubierta. Un atleta que, además, siempre se había mostrado enérgico al hablar del dopaje. Han sido demasiadas veces las que se ha quejado de que atletas, que estuvieron implicados en la Operación Galgo, tuvieran mejores becas que él. Incluso, llegó a calificar su beca 'de ayuda de mierda' y a atentar contra los políticos: 'Los que mandan son los primeros que deberían ser castigados'.

Frente a todas las sospechas, que han recaído sobre él, Sergio Sánchez siempre se defendió diciendo que vivía como un africano, que dormía en una cámara hipóbarica (en la que se simula la altitud) y ponía de ejemplo sus entrenamientos en el parque Hispánico de León. Sin embargo, su transformación resultó tan rápida (fue un atleta demasiado tardío) que el debate siempre fue inevitable. Incluso, este mismo año, en el que había vuelto a ser el que fue tras unos años muy malos en los que llegó a acusar a un compañero, Jesús España, de impedirle ir a los Juegos de Londres 2012. 'Ha tenido falta de humildad', dijo. El caso es que este año Sánchez era más feliz como demostró en el Nacional de 5.000, donde ganó con una facilidad que le sorprendió a él mismo. 'A ritmo de 13.30, iba silbando', declaró.

Fue, precisamente, en ese campeonato de España, celebrado en Alcobendas, el pasado 27 de julio, en el que Sergio Sánchez dio positivo. Una información que obra en poder de la Agencia la Agencia Española de Protección de la Salud y lucha contra el Dopaje (AEPSAD) desde el mes de agosto. Pero no se ha revelado públicamente hasta que ha pasado la votación olímpica. Una pregunta que en la Federación Española de Atletismo no se puede contestar. 'Nosotros no hemos dado esa información, porque las competencias en materia de dopaje ya no nos pertenecen a nosotros'.

De hecho, fue en esos campeonatos, en los que la AEPSAD asumió por primera vez las competencias de los controles antidopaje en el deporte español tal y como dicta la nueva Ley. Desde la Agencia remiten a las explicaciones que este jueves por la tarde aprovechará para dar Ana Muñoz, la directora, la 'dama de hierro' del dopaje, en el Congreso de los Diputados, donde, además, podría explicar por qué se ha publicado un tercer caso de dopaje en esos campeonatos que no existe: el de Ángel Mullera, campeón nacional de 3.000 obstáculos, un caso desmentido absolutamente por la Federación, la misma que entró en guerra con él el año pasado. 'Igual que los otros dos casos son claros, a la espera de que ellos se defiendan, este no existe', aseguran.

'Ante la noticia aparecida en el día de hoy en algunos medios de comuniación difundiendo que he dado positivo en el control antidopaje (...) debo manifestar mi sorpresa e indignación, pues dicha afirmación no tiene fundamento', indicó Mullera en un comunicado publicado este jueves, según informa Europa Press. Horas antes de hacer pública la nota, el mediofondista español explicó a través de su Twitter que se encuentra 'muy tranquilo' porque el medicamento Pulimcort -que utiliza como 'asmático crónico'- es una sustancia 'totalmente legal.

'Si el año pasado estaba tranquilo, este año lo estoy más (...) Es una persecución en toda regla. Soy asmático crónico, y la substancia, Pulmicort (Budesonida) es totalmente legal', indicó Mullera, quién recordó el positivo que también le atribuyeron días antes de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.

El otro positivo detectado ha sido el de Alberto Lozano, que fue segundo en el Nacional de 5.000 y que, curiosamente, pertenece al mismo club que Sergio Sánchez. No tiene ni mucho menos su popularidad, pero el problema realmente va más allá que todo eso. Los atletas, en esta nueva etapa en la Federación, han escuchado a Ramón Cid, el director técnico decir que prefiere 'cero medallas a medallas que huelan mal'. Y no sólo eso, sino que ha sido más allá: 'Si un atleta de la selección da positivo se va a la mierda. Yo conozco el gremio y tengo infinidad de atletas que se dejan la piel y son honestos. Automáticamente un positivo hace sospechosos a todos'. Aun así está claro que sigue habiendo tramposos por mucho que se hable a voz en grito de 'tolerancia cero' y 'sanciones a perpetuidad'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.