Público
Público

¿Prepara Falcao un nuevo 'culebrón Agüero'?

Las sorprendentes declaraciones de su padre sobre su deseo de ir al Real Madrid encienden, de nuevo, las alarmas en los rojiblancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Y, de pronto, en mitad de la calma, la tempestad. La bomba que soltó ayer el padre de Radamel Falcao sobre su hijo y su presunto deseo por jugar en el Real Madrid hizo saltar todas las alertas en los atléticos, otra vez.

'Su sueño es jugar en el Real Madrid. Siempre de chiquito ha querido jugar en el Real Madrid. Tenía entendido que se interesaron el Manchester City y el Chelsea, pero su gran objetivo es jugar en el Real Madrid. Su objetivo es el Real Madrid, si no se da sería el fútbol inglés', sorprendió Radamel García en los medios colombianos.

El propio jugador desmintió después en Twitter a su padre diciendo que su sueño es 'seguir ganando títulos con el Atlético de Madrid', pero las alarmas ya están activadas. Y no es la primera vez que los colchoneros tienen que hacerlo. De hecho, ya están acostumbrados porque con el Kun Agüero ya vivieron episodios y sensaciones similares.

Cuando Agüero también era muy feliz en el club del Manzanares, su entorno, su padre y hasta Maradona -su suegro- se dedicaban a enturbiar todo con los supuestos deseos del argentino de abandonar el club. El jugador desmentía después al entorno hasta que llegó el día en que su padre tenía razón.

Tras la decisión de Agüero de irse, Florentino Pérez se echó atrás para evitar una guerra con el Atlético

Su padre, en realidad, no hacía otra cosa que preparar el terreno para su salida del Atlético de Madrid. Algo que acordaron con el club en enero de 2011 y que se certificó seis meses más tarde.

El Kun rubricaba su renovación con los rojiblancos a cambio de una rebaja en la cláusula de rescisión para facilitar su salida en junio. El acuerdo con Florentino Pérez era total, pero el presidente del Real Madrid se negó a una guerra abierta con Gil Marín y Enrique Cerezo, y el órdago del argentino le metió en un lío que acabó con él en el Manchester City. Bastante más lejos de donde él quería jugar: el Real Madrid. 

Ahora, cuando los aficionados rojiblancos ya se han olvidado de Agüero -muchos le desprecian, con el eterno rival no se coquetea-, y tienen con ellos al delantero de moda en Europa, tienen que volver a temer quedarse sin su estrella.

De hecho, el mismo día que se coronó con el Atlético en la Supercopa de Europa, ni siquiera sabía si iba a vestir de rojiblanco, según se encargó de desvelar su propio padre horas después.

El pase de Falcao también depende del todopoderoso agente Jorge Mendes

'Acordamos que yo no fuera porque no se sabía si lo iban a vender o no. '¿Qué tal vengas y pierdas la venida?', me dijo él [Falcao]', afirmó al diario Mío de Bogotá. 'Ahora Falcao debe valer por ahí los 90 o hasta 100 millones de euros. Claro está que si en la misma noche de ayer Abramovich no lo compra', añadió Radamel García.

Desde luego, al Atlético le va a costar mucho retener al colombiano más tiempo en el club. Y además no depende exclusivamente de ellos, ya que el pase del Tigre está también en manos de un fondo de inversión en el que participan el todopoderoso y omnipresente agente Jorge Mendes y Peter Kenyon, exdirectivo del Chelsea. Esta temporada ha seguido porque le han mantenido un sueldo muy alto, para lo cual el Atlético no se ha gastado prácticamente ni un euro en fichajes. Y porque los rojiblancos lograron la clasificación para la Europa League.

Pero el Tigre, como cualquier jugador, es insaciable y quiere poder jugar y ganar todo, incluida la Champions, algo a lo que el Atlético no puede aspirar. Y media Europa le desea. Así que la estancia de Falcao en Madrid, o al menos en el Atlético, tiene seguramente los días contados. Su padre, desde luego, ya ha abierto la veda y casi la subasta. Sesenta millones, su cláusula de rescisión, es su precio de salida.