Público
Público

"La presencia española ya no va a crecer más"

Andy Soucek, campeón de F2, será el piloto reserva de Virgin Racing, uno de los nuevas escuderías de F1

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Andy Soucek (24 años) soñaba con un volante en F1, pero tendrá que esperar su oportunidad como reserva de Virgin. 'Aunque habíamos barajado otras opciones para ser piloto titular, estoy muy contento afirma. De lo que tenía encima de la mesa, es lo mejor. Es una decisión muy premeditada, no a bote pronto, y las condiciones son muy buenas'.

Han sido tres meses de negociaciones a varias bandas, siempre con los millones por delante: 'Es bastante confuso saber que la mayoría de los volantes se subastan. Hay cinco o seis equipos que necesitan presupuesto, mientras que las escuderías oficiales pagan a sus pilotos debidamente. Al final, se trata de estar en algo que llevas haciendo toda la vida y que creo que me merezco por mis éxitos deportivos. He metido la cabeza, estoy ahí y estoy seguro de que si hago un buen trabajo tendré una opción de piloto titular en 2011 sin tener que pagar. Debería primar el talento y no el dinero, pero la situación económica actual es lo que tiene'.

Soucek debutará con Virgin esta semana en Montmeló, en la última tanda de entrenamientos de pretemporada. 'Es un equipo muy joven y estoy seguro de que va a marcar una época en la F1. Lógicamente, no tanto por sus resultados en el primer año, sino por el marketing y lo que va a transmitir. Llegarán a un público muy cercano. Para mí es un reto entrar en un equipo que se acaba de crear y que no tiene ninguna referencia. Sus ingenieros tienen experiencia en la F1, pero parten de cero y para mí esto es una motivación extra porque sé que me van a escuchar, que mi voto y mi opinión van a ser importantes. Es uno de los pocos nuevos, por no decir el único, que verdaderamente ha mostrado sus credenciales, ha cumplido con lo que dice, tiene una imagen, un patrocinador y no nos va a dejar tirados. No sé si los demás debutantes van a comenzar el Mundial, lo veo complicado'.

Pese a que la FIA ha prohibido los entrenamientos durante la temporada, el madrileño no se considera un comparsa. 'Tengo que estar en todos los grandes premios porque si le pasa algo a uno de los dos pilotos oficiales, yo soy el que tiene la obligación y el derecho de subirme al coche. Además, tengo un programa de tests bastante intenso, sobre todo en simulador, unos días de entrenamiento con el coche de este año, otras pruebas con un F1 de otra temporada. No es sólo el título de tercer piloto y ya está, hay algo más detrás', reivindica.

Soucek es el último representante español en la élite del automovilismo. Se confiesa orgulloso, pero lanza una profecía: 'La presencia de España en la F1 ya no va a crecer mucho más. Tener tres pilotos oficiales y dos reservas es un logro casi equiparable al de las motos'.