Público
Público

El primer peldaño, coto de Rusia

España, oro en Roma, se baja del podio en combo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Queen superó a Led Zeppelin o, lo que es lo mismo, Canadá a España. La Bohemian Rapsody subió a las norte-americanas al tercer escalón del podio y Stairway to Heaven dejó a las españolas en el cuarto. Ayer, por primera vez en estos campeonatos, las chicas de Anna Tarrés se quedaron sin medalla. Sucedió en el combo, la prueba que les proporcionó el único oro en Roma 2009. Fue una pequeña decepción esperada. Un reflejo de cómo está el panorama de la sincronizada, con los Juegos de Londres en perspectiva: Rusia, superlativa, domina sin discusión a golpe de oro ayer conquistó el quinto consecutivo; España, China y Canadá luchan por situarse justo detrás.

Las nadadoras chinas son las que mejor se han posicionado en estos campeonatos que disputan en casa: cuatro platas ayer sumaron la cuarta y un bronce. Su reto es mantener el nivel cuando ya no sean anfitrionas. España, no obstante, puede sentirse satisfecha de lo logrado: tres bronces y una plata. En plena renovación del equipo, la seleccionadora ha aprovechado estos Mundiales para trabajar especialmente las dos pruebas olímpicas: el dúo y el equipo.

Canadá arrebata el bronce a las españolas, que repetían coreografía

Andrea Fuentes le dedicó horas extras a sus solos. Pero el equipo apenas las tenía para preparar el combo. Repitió el que le dio el oro en los Mundiales de Roma y la plata en el último Europeo de Budapest. Entonces, Rusia, que no participó en esta modalidad en 2009, ya le arrebató el primer lugar. Ayer, la intrusa fue Canadá, en evidente alza pero sin premio hasta ayer.

Lo logró con un buen ejercicio (48.220), nadando mejor que las españolas, situadas de partida en el tercer lugar. Sabían que debían ser muy precisas para mantenerlo. Y no lo fueron (95.740). Cometieron ciertas imprecisiones en algunas figuras, las suficientes para que Canadá las apeara del cajón. La falta de innovación se paga y España competía contra tres coreografías nuevas.