Público
Público

A punto gracias a la Copa

"Los que juegan menos son vitales para la salud del equipo", asegura Guardiola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A principios de enero, ante la visita del Barça a Riazor, Guardiola decidió llevarse hasta A Coruña a toda su plantilla. 'Quiero tenerlos a todos enchufados', justificó entonces el entrenador. 'Si pasamos a semifinales de la Copa, en las próximas semanas tendremos muchos partidos y todos deberán participar. Los mismos once no pueden jugar nueve encuentros en un mes', dijo.

El Barça venció al Deportivo (4-0) y de inicio Guardiola alineó a Adriano, Keita y Mascherano. Además, el miércoles siguiente, el conjunto catalán encauzaba, también goleando al Betis (5-0), los cuartos de final de la Copa del Rey.

'Los títulos los ganan los suplentes', defiende el entrenador del Barça. 'Porque la salud del equipo es importantísima. A lo mejor juegan menos, pero son vitales', insiste Guardiola, justo cuando la hinchada culé vuelve a recitar de memoria el once azulgrana.

Reconoce el de Santpedor que el Barcelona no es el mismo cuando no juega con su formación de gala, pero en sus manos está que el conjunto catalán siga siendo lo más competitivo posible cuando el calendario, las lesiones y las sanciones impiden el concurso de los mejores. El sábado, en Son Moix, sin Valdés, Alves, Puyol y Xavi, el Barça se impuso con contundencia al Mallorca. Jugaron Pinto, Adriano, Keita y Maxwell. Excepto el último, todos futbolistas con pocos minutos en la Liga este año. En cambio, junto con Mascherano, son los cuatro más utilizados por Guardiola en la competición del KO. La Copa les ha mantenido a todos con la tensión competitiva necesaria para que el equipo apenas note las rotaciones.

Los cuatro suplentes del Barça que jugaron en Palma son los que más minutos acumulan en este torneo

Por eso, a pesar de los goles de Messi, Villa y Pedrito, Keita fue el más elogiado por su técnico en Mallorca. 'Nos aguantó en el partido al principio', destacó Pep Guardiola, para añadir: 'Es de los jugadores más fiables que puede tener un entrenador, aunque este año juegue menos'.

'Siempre se entrega a tope', coincide Iniesta cuando le preguntan por el malí. 'Si tienes la mentalidad de Keita, cuando sales lo haces bien', insiste Guardiola.

Con un once claro en Liga y Champions, en el vestuario azulgrana destacan sobre cualquier otra cosa la disposición y comportamiento de los suplentes, que, a pesar de su situación, no sólo no enrarecen el ambiente del grupo sino que ayudan en la cohesión y el trabajo diario.

'En toda mi carrera no me había encontrado una persona tan humana como Keita', destaca a menudo Guardiola, que también suele señalar a Maxwell como 'el mejor fichaje del Barça en los últimos años'.

Lesionado Puyol y consolidado Abidal como central, el brasileño se ha colado entre los once jugadores azulgrana que más minutos han disputado en la Liga hasta el momento, por delante justo del capitán. La armonía en el vestuario resulta fundamental para Guardiola y aquellos que no han entendido su rol en la plantilla, como ocurrió con Henry o Ibrahimovic, ya no están en el equipo.

Podría haber sido también el caso de Abidal, que, recién llegado el de Santpedor al banquillo, tuvo sus más y sus menos con el entrenador. No comprendía el francés los métodos de Guardiola. 'Tengo 30 años y dos hijas y en cambio el míster me hablaba como a un niño pequeño', recuerda. Luego, descubrió que Pep se comunicaba así con todos y su enfado quedó en un simple malentendido que no dejó secuelas.

Acreditado como lateral izquierdo, Abidal también deslumbra como central. Obligado por la baja de Puyol, el técnico azulgrana ha encontrado en el zaguero galo un recambio de garantías para el capitán. 'Abi ha mantenido la voluntad de mejorar y aprender', destaca Guardiola. Y añade: 'Es muy positivo para el equipo que tenga salida del balón'.

En defensa, el francés fue el jugador del Barcelona que más balones recuperó ante el Mallorca. Una garantía por sus veloces coberturas a Maxwell, que sufre cuando cae por su banda un extremo rápido como Nsue o Walcott, el día del Arsenal.