Público
Público

Purito, con la Bola del Mundo en sus manos

El líder de la Vuelta afronta el tramo final con Contador en el retrovisor y la etapa del sábado marcada en rojo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco etapas restan para conocer al ganador de la Vuelta ciclista a España. Cinco etapas de 'match ball' para Joaquim 'Purito' Rodríguez. El maillot rojo afronta el tramo final de la carrera con 28 segundos de ventaja sobre el otro gran favorito e inmediato perseguidor, Alberto Contador. Distancia mínima que no da margen para confiarse. Y ambos se jugarán el todo por el todo en un escenario clave, la Bola del Mundo. El día, el próximo sábado.

Purito se encuentra ante la oportunidad de su vida. Se quedó sin el Giro por 16 segundos, pero tiene la Vuelta a tiro a sus 33 años. Ha demostrado hasta el momento ser el ciclista más en forma y ha manejado su liderato con la piernas calientes pero la mente fría. Se encuentra fino y con la moral por las nubes: 'Día a día tengo más confianza en mi mismo, ya que me veo capaz de aguantar los ataques de Alberto', aseguraba en el reposo de Comillas tras el esfuerzo sobrehumano del Cuitu Negru.

Pero el catalán tampoco se lanza a la euforia porque queda mucho: 'La última semana de la Vuelta siempre es muy peligrosa y puede pasar cualquier cosa, donde menos se espera puedes perder la carrera'. Y eso que ha aguantado estoicamente todas las arrancadas de Contador en los puertos y mantuvo el tipo en la contrarreloj de Cambados.

Por eso el corredor madrileño, como el resto del pelotón, considera al líder del Katusha máximo favorito al triunfo final en Madrid. El de Pinto reconoce que le falta preparación: 'Mi estado de forma no es el de otras carreras. Cuando atacas y das continuidad eso es producto de mucho tiempo y mucho trabajo. Me falta 'punch' y rodaje, pero además 'Purito' está fortísimo, impresionante'.

Pero no por eso arroja la toalla: 'Lo voy a intentar hasta el final con todas mis fuerzas, Cada uno tiene su estilo de correr y ése es el mío, no sé correr de otra forma. Si no, me engañaría', ha reflexionado el doble ganador del Tour.

Purito y Contador, ambos pensando también en el Mundial de Valkenburg, van a ser los protagonistas en lucha por el primer escalón del podio. Pero detrás también hay otras peleas. Quiere acompañarles en el tercer cajón Alejandro Valverde.  Irá a su negocio: cuidar lo que tiene, sin entrar en el juego de las dos figuras estelares. Entre ellos se decanta por Purito: 'Queda la etapa de la Bola del Mundo, pero tal y como está será difícil que Alberto Contador le pueda superar'.

Pero el murciano piensa en lo suyo. Sigue mirando de reojo al británico Chris Froome, ya descolgado de la pelea después del tríptico de montaña astur-leonesa, y eso que la clasificación refleja un dato aclaratorio. Al subcampeón del Tour lo tiene a casi 3 minutos.

Para despejar las dudas restan cinco etapas, sólo dos, salvo sorpresas, susceptibles de cambiar el orden establecido: la del miércoles entre Santander y Fuente Dé, con un puerto de segunda para terminar, y la del sábado en la sierra de Madrid, dura jornada con los puertos de Navafría, La Morcuera, Cotos y la Bola del Mundo.

La Bola adivinará desde sus 2.247 metros de altura el nombre del vencedor final. En ella Purito y Contador medirán sus fuerzas por última vez en esta Vuelta. Enésimo duelo, el definitivo en 3,4 kilómetros, donde han de enfrentarse con rampas de hasta el 22 por ciento. Una sucursal, algo más suave, del reciente Cuitu Negru.