Público
Público

"El que quiera espectáculo que se vaya al teatro"

La estrella de Estudiantes de la Plata apela al espíritu aguerrido del equipo para superar al Barça en la final del Mundialito

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El jugador argentino del Estudiantes de La Plata Juan Sebastián Verón señaló que su equipo jugará 'fuerte pero de forma leal' en la final del Mundialito de Clubes ante el FC Barcelona, que se celebra mañana (17.00 hora española) en Abu Dhabi, además de asegurar que 'quien quiera espectáculo que se vaya al teatro'.

Verón dejó muy claro las intenciones de su equipo, una escuadra aguerrida y luchadora que trae un importante currículo frente a un Barça que apuesta por la excelencia y la elegancia. La 'brujita' busca el segundo Mundial para su equipo.

'Nosotros siempre fuimos iguales, nos trataran como nos trataran. Es la idiosincrasia del club, por algo nos llamaron 'animals' en Inglaterra (...) Es la historia, pueden verla en internet', dijo Verón para reflejar el espíritu de lucha de Estudiantes.

Estudiantes fue campeón de la Copa Intercontinental de la mano del padre de Verón, Juan Ramón. El equipo fue acusado de no actuar de forma leal en el triunfo en dos encuentros ante el Manchester United de Bobby Charlton y George Best.

'El que quiera venir a ver un espectáculo, mejor que vaya al teatro, nosotros lo que queremos es tratar de ganar, no vinimos a dar espectáculo', destacó Verón, consciente de la importancia del encuentro.

'Sabemos las condiciones en que vamos a jugar, hubo peores, Belo Horizonte, con 60.000 personas en contra', dijo Verón recordando el duelo en Brasil ante Cruzeiro, donde Estudiantes logró en julio su cuarta corona en la Copa Libertadores.

Por esto, Verón dijo que al equipo no le pesa la adversidad. 'No nos pesa, no nos preocupa que haya gente en contra. Tenemos un plantel con muchas agallas, mucho espíritu de sacrificio, mucho temple', agregó.

Por su parte el entrenador Alejandro Sabella, quien comenzó su carrera como jugador en River Plate pero ganó el título de liga con Estudiantes en 1982 y 1983, también intentó ejemplificar el espíritu del equipo.

'Uno de los mandamientos que tenemos en el club es tratar por todos los medios de entrar con 11 jugadores a la cancha y salir con 11', comentó. 'Eso, para mí, es fundamental y mucho más teniendo en cuenta la categoría del rival', agregó.

'Por la envergadura que tiene el encuentro y las características del rival, porque nací en el club con un padre con un pasado similar no va a ser un día más, sino seguramente el día', concluyó el técnico de los argentinos.