Público
Público

Quique no piensa en el derbi

Hoy jugará en Noruega contra el Rosenborg, un equipo al que venció sin problemas hace quince días en el Calderón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la semana del derbi, una de esas citas imposibles de apartar de la cabeza, el Atlético tiene que afrontar antes otro duelo que puede marcar su futuro en Europa. Hoy jugará en Noruega contra el Rosenborg, un equipo al que venció sin problemas hace quince días en el Calderón pero que se convierte en un enemigo mucho más feroz en su estadio, un verdadero congelador. El frío, la meteorología en Trondheim es la principal preocupación de los rojiblancos en un desplazamiento en donde tienen prohibido pinchar.

Al menos, ayer al aterrizar, la temperatura no fue tan agresiva. Entre seis y siete grados. Para la cita de esta tarde (19 horas) se esperan menos grados. El césped del estadio Nils Arne Eggen también presentaba ayer un buen estado. Llovió, aunque nunca en tromba, durante todo el día y en la ciudad no se registraron heladas ni nieve. El Atlético cruza los dedos.

El otro combate del Atlético vuelve a ser con el hospital. Godín y Reyes, dos de los principales del equipo, no han podido viajar. 'Son situaciones que no podemos controlar. Esperemos que no nos caiga una maceta por la calle cuando estemos paseando', afirmó victimista Quique, que no tirará de Forlán como titular, pero tampoco le dejará borrarse pese a su dolor en el tobillo que se torció jugando al futvoley. 'El partido es suficientemente importante como para que nadie se quede en Madrid por unas pequeñas molestias', dijo. Y sobre el derbi, zanjó: 'Hasta el viernes no hay más partidos que el del Rosenborg'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.