Público
Público

Rafa Muñoz busca lavar sus culpas

El cordobés, mejor crono mundial del año en las semifinales de 50 mariposa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tiene ante sí una enorme oportunidad de lograr su primer gran título. Rafa Muñoz (Córdoba, 1988) se lanza a la piscina mañana por la tarde (17.00 h., Teledeporte) en la final de los 50 mariposa como máximo favorito a la medalla de oro. Atrás queda un año demasiado controvertido para el nadador, sin duda uno de los más grandes talentos físicos del deporte español.

Hace un año, tras ganar dos valiosísimas medallas en los Mundiales de Roma, se lo tragó la tierra. Apenas se ha entrenado seis meses (lo ha hecho en Barcelona, después de su periplo por Madrid y Marsella) y, sin embargo, en Budapest sacó a relucir toda su clase, todo ese talento que quizá no pulirá nunca. Muñoz llegaba a los Europeos con 23.43, el mejor crono mundial del año. Por la mañana tocó la pared en 23.47, el mejor de las eliminatorias. Y por la tarde voló en las semifinales.

Duane da Rocha sorprendió con el mejor crono en 200 espalda

El cordobés, por la calle cuatro, demostró que su candidatura al oro en la final de esta tarde es muy sólida. Nadó siempre por delante, con mucha potencia. Ganó con holgura y paró el cronómetro en 23.15, mejor crono mundial en 2010.

El rival más peligroso de Rafa es el francés Frederick Bousquet, un nadador formado en Estados Unidos que fue plusmarquista mundial de 100 libre. Bousquet fue segundo en la misma semifinal que Muñoz y registró 23.30. El alemán Deibler (23.68) es el tercer candidato al podio.

'Ha llegado el momento', declaró el plusmarquista mundial tras nadar la final. 'He nadado bastante bien, me he gustado'. El cordobés añadió que ha vuelto a nadar al nivel de los Mundiales de Roma de 2009 cuando ganó dos medallas de bronce, en los 50 y 100 mariposa. 'Lo que no me esperaba era hacer el segundo mejor registro del año (23.47) en las eliminatorias de la mañana', confesó Muñoz.

Wildeboer, a la final de los 100 espalda, y Mireia Belmonte, la gran decepción

La mejor noticia del día llegó en los 200 espalda femeninos. Por inesperada. Duane da Rocha, la malagueña nacida en Brasil, que ganó la primera semifinal de los 200 espalda (2:10.68) tras superar a la británica Simmonds (2:10.71) en la última piscina. Otra británica, Spofforth (2:11.26) se encuentra también en las quinielas de podio. Una medalla como la que puede obtener Da Rocha en la final es justo lo que necesita la natación española, para incorporar una figura más al eterno cuarteto Muñoz, Wildeboer, Villaécija y Belmonte.

El otro protagonista de es el espaldista Aschwin Wildeboer, no tan fino como en años anteriores, pero capaz de meterse en la final de los 100 espalda con el sexto mejor tiempo (54.46), muy lejos de los 52.58 del francés Lacourt. Pero quien falló de verdad fue Mireia Belmonte, que se quedó fuera de la final de los 400 estilos, a nueve segundos de su récord nacional.