Publicado: 07.09.2015 19:50 |Actualizado: 07.09.2015 19:50

Ramos, a los periodistas: "De la fiesta nada, ¿no?"

El jugador del Madrid termina la corta rueda de prensa de la selección con esta pregunta a la prensa, tras defender a Piqué: "Todos le conocemos y no le vamos a cambiar ahora"

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 4
Comentarios:
Casillas y Ramos, durante la rueda de prensa. EFE/Kai Försterling

Casillas y Ramos, durante la rueda de prensa. EFE/Kai Försterling

SKOPJE.- Sergio Ramos terminó la rueda de prensa lanzando una pregunta a los enviados especiales de la prensa española que no preguntaron por la salida nocturna del pasado sábado en Gijón, tras derrotar a Eslovaquia en el Carlos Tartiere de Oviedo: "De la fiesta nada, ¿no?".

No hubo tiempo para lanzar esa pregunta de los periodistas que se quedaron con la palabra en la boca en una corta rueda de prensa. Apenas cuatro preguntas hubo tiempo para lanzar, una de ellas eterna a Iker Casillas y Sergio Ramos de un periodista local que aprovechó el momento de tener a los dos campeones del mundo.

Ramos tenía ganas de defender el derecho de los internacionales españoles a desconectar la noche del partido con permiso del seleccionador, algo que ha sido tónica habitual cuando han conquistado un Mundial y dos Eurocopas y no fue noticia.



Ramos recalcó que no se puede "cambiar ahora" a Gerard Piqué, nuevamente pitado por el público español el pasado sábado en un partido con España, pero también dejó claro que los silbidos "no benefician a nadie" y que al jugador del FC Barcelona "no se le puede reprochar nada".

"Todos conocemos a Piqué y no le vamos a cambiar ni mucho menos ahora ni vamos a entrar en valoraciones de si ha estado más o menos acertado en sus últimos actos, pero aquí representamos a España y los pitos no benefician a nadie", declaró en rueda de prensa.

El de Camas recalcó que "todos" los que están en la selección quieren "hacerlo lo mejor posible" y defendió al central azulgrana en este aspecto. "A Piqué no se le puede reprochar nada", afirmó. "Cuanto antes se olvide esto, mucho mejor porque lo fomentamos", zanjó.

Habó también el defensa del estado de Iker Casillas, que reconoció sentirse liberado desde que se marchó del Real Madrid y feliz. "Le veo muy bien, muy feliz. Después de tenerlo todo el año cerca es una alegría mayor tenerlo ahora aquí y capitaneando esta selección".

Destacó Ramos el reencuentro con las mejores sensaciones en el duelo ante Eslovaquia. "Independientemente del resultado volvimos a encontrarnos con el control de juego constante, como veníamos viendo jugar a nuestra selección. Ese es el objetivo, ir encontrando la mejor forma de jugar. Es difícil elegir entre todos los jugadores, titulares en sus equipos, que poco a poco asuman ese rol en la selección. Hay un grupo cómodo, con un ambiente magnífico que ayuda".

"No se nos ha olvidado jugar así pero había ganas de ver a España con esa identidad y dominio de juego. El resultado fue favorable, ese es el objetivo ganar aquí mañana y dar prácticamente por finalizado el pase a la Eurocopa", agregó.

Ambicioso Sergio Ramos, no dudó en marcar la Eurocopa 2016 como el objetivo de los internacionales. "Venimos con la ilusión de querer seguir ganando. Aquí no se vive del pasado, hay un nuevo equipo, con la base de jugadores que hemos tenido la fortuna de vivir los mejores momentos de la selección a nivel mundial".

Y demostró que ya va actuando como veterano en el grupo. "Estamos para transmitir lo que hemos vivido, es muy bonito competir con las mejores selecciones y estar arriba en el ránking. Ahora con la filosofía, que no ha cambiado, intentaremos seguir consiguiendo objetivos y luchar por una Eurocopa importante".