Público
Público

Raúl se queda sin entrenador

El entrenador del Schalke, Ralf Rangnick, dimite "por agotamiento"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El entrenador del Schalke 04, el equipo del exmadridista Raúl González Blanco, ha dimitido 'debido a un síndrome de agotamiento'. Ralf Rangnick, de 53 años, no se ve con fuerzas y las 'energías necesarias' para continuar en su cargo, según ha señalado en una escueta nota el conjunto de Gelsenkirchen.

'Tras un largo periodo de madura reflexión he llegado a la conclusión de que necesito una pausa', señala Rangnick en la nota oficial, en la que comenta que 'me ha costado una barbaridad' tomar esa decisión. 

El club se ha quedado en estado de shock, pero según ha explicado el director deportivo, Horst Held, 'la decisión de Ranf Rangnick se merece todos los respetos. Somos también de la opinión de que la salud debe anteponerse a todas las metas y retos profesionales'. 'Ha sido un shock, es algo que por el momento nos deja sin suelo porque no era algo que pudiéramos prever. Tenemos que asimilar lo que ha pasado antes de tomar decisiones', añadió.

'Tenemos que aceptar que el fútbol no es lo más importante'

El presidente del consejo de vigilancia del Schalke, Clemens Tönnies, ha dado a entender que el club se tomará tiempo para designar un sucesor al decir que buscará la mejor solución y no la más rápida. De momento, el hasta ahora segundo entrenador Seppo Eichkorn se ha encargado del equipo.

Los primeros síntomas de agotamiento se habían presentado cuando entrenaba el Hoffenheim y, tras dimitir en ese club a mediados de la temporada pasada por discrepancias con la cúpula, se planteó mantenerse un tiempo alejado de los banquillos. Sin embargo, sus planes cambiaron cuando, tras la destitución de Felix Magath en el Schalke, el club de Gelsenkirche le ofreció a Rangnick volverá al equipo que ya había dirigido en el pasado.

'La decisión de Ranf Rangnick se merece todos los respetos'

La decisión de Rangnick ha encontrado comprensión no sólo de parte de la cúpula del Schalke sino también de otros entrenadores de la Bundesliga, entre ellos su antecesor y actualmente entrenador del Wolfsburgo. 'Tengo gran admiración por la decisión que ha tomado Ralf Rangnick y la entiendo porque sé la presión a la que estamos sometidos los entrenadres. Le deseo una pronta mejoría y poder volver a saludarlo pronto como colega en la Bundesliga', dijo.

El entrenador del Bayer Leverkusen, Robin Dutt, lamentó la dimisión de Rangnick y dijo que tal vez todas las personas que trabajan en el fútbol deben imponerse mínimos de tiempo libre para no caer en situaciones sin salida y tener personas que confianza que les adviertan de evoluciones peligrosas. 'Tenemos que aceptar que el fútbol no es lo más importante', sentenció.