Publicado: 08.11.2015 13:38 |Actualizado: 08.11.2015 13:42

Ray Zapata: "La mente supone el 80% del éxito en la gimnasia"

El flamante medalla de bronce de suelo en los pasados Mundiales de Glasgow vive el mejor momento de su carrera. Apasionado de la bachata, el reggaetón y la salsa, su gran objetivo ahora es colgarse una medalla en los Juegos de Río 2016.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Zapata, durante su rutina. REUTERS/Russell Cheyne

Zapata, durante su rutina. REUTERS/Russell Cheyne

MADRID.- No fue el mejor ejercicio de suelo de Ray Zapata, hasta su entrenador Fernando Siscar y el propio presidente de la Federación, Jesús Carballo, lo reconocen. Pero sÍ fue suficiente para abrir otra página histórica en la gimnasia española. Una medalla que además asegura otro billete de nuestra delegación para la cita olímpica del próximo verano.



¿Qué queda de aquel Ray nacido en la República Dominicana?

Sobre todo queda mi pasión por el baile y por el cante. De pequeño cantaba y bailaba mucho en la República Dominicana. Ahora también lo sigo haciendo. Además, también me queda esa hiperactividad que tenía, era super inquieto y lo sigo siendo.

¿Español de profesión y dominicano de corazón?

Diría que sí. Esto define perfectamente mi situación. Uno nunca puede olvidar sus orígenes.

¿De verdad soñaba de niño con llegar a ser gimnasta?

No, para nada. Cuando llegué a Lanzarote con apenas 10 años jamás había hecho nada de gimnasia. Yo venía de jugar al béisbol, un deporte muy popular en la República Dominicana.

Tampoco futbolista fustrado, ¿no?

"Gervasio Deffer es el mejor, una persona a la que le debo muchísimo"

¡No! Jamás he jugado al fútbol.

¿Y si le pido que elija entre Cristiano y Messi?

Lógicamente Messi y también el Fútbol Club Barcelona. No tengo duda que es el mejor jugador del mundo.

¿Cómo y por qué aterriza en Lanzarote?

Sencillamente porque en mi casa querían buscar una vida mejor para nosotros y mi madre tenía conocidos y más facilidades en Lanzarote. Por eso decidieron venir a España. Primero vine sólo con mi madre y meses después ya pudo venirse también mi padre.

¿Y entonces qué?

Pues digamos que el gusanillo por la gimnasia surgió cuando fui a ver una exhibición de gimnasia. Al verles haciendo mortales tuve claro que eso era lo que quería hacer.

Sí... pero estuvo a punto de tirar la toalla...

Sí, porque empecé a destacar pero ya empezaba a tener una edad y no evolucionaba. Fue entonces cuando me planteé dejarlo dado que veía pocas posibilidades de poder progresar.

"Ya nunca he vuelto a pensar en tirar la toalla. Sólo miro hacia adelante, en mejorar. Soy una persona tremendamente feliz"

Y fue entonces cuando aparece Gervasio Deffer...

Así es. Gervi es el mejor porque él, junto a Víctor Cano, fue quien apostaron por mi en ese momento tan duro donde yo pensaba en abandonar. Los dos, y especialmente Gervasio, me han ayudado mucho. Es una persona increíble a quien tengo que agradecer muchísimo.

De hecho, fue la primera persona con la que habló por teléfono nada más lograr la medalla de bronce...

La verdad es que sí. Si se pueda considerar una conversación porque aquello fue lo más parecido a un diálogo entre orangutanes. No dejábamos de gritar de felicidad, apenas articulábamos palabras.

Empieza a entrenar en el CAR de Sant Cugat, a vivir la competición de alto nivel... En todo este tiempo y siendo tan duro, ¿no ha vuelto a plantearse dejarlo?

No, para nada. Ya nunca he vuelto a pensar en tirar la toalla. Sólo miro hacia adelante, en mejorar.. Soy una persona tremendamente feliz.

¿Y ha llegado a llorar?

Llorar, sí, en alguna ocasión. Sobre todo cuando estás muy cansado, con mucho entrenamiento a tus espaldas y las cosas no acaban de salir. Pero poco más, porque como soy tan positivo siempre pienso en seguir adelante.

¿Cómo se motiva?

Pues principalmente escuchando música. Me encanta la bachata, también mucho el reggaeton, salsa. Toda esta clase de música con estos ritmos me motiva mucho. Y también escucho a mi hermana Raycelis que canta y ya ha grabado algunos temas.

"Me gustan los retos, hacer lo que el resto de la gente no hace"

Oro en Bakú y ahora bronce en el Mundial. ¿Qué sintió en aquel momento?

Algo increíble. La verdad es que cuando terminé el ejercicio en el suelo estaba muy contento, pero no era consciente de lo que había logrado. Pero fue subir al podio a recoger la medalla y fue entonces cuando me di cuenta de lo que esta medalla significa. Es impresionante.

¿Y qué se le pasa por la cabeza cada vez que logra una medalla?

Puede parecer un tópico pero las medallas me motivan para seguir adelante, para continuar mejorando. No puedo parar y quedarme aquí. debo seguir mejorando. Una medalla es el mejor estímulo y motivación.

Antes hablaba de Gervasio... ¿Y qué significa Fernando Siscar para Ray?

Uff... Fernando significa muchísimo. Es una grandísima persona, la mejor para poder llevarme y que me ha preparado de forma increíble para poder lograr este bronce en el Mundial. Lo mejor de Fernando es que nunca piensa en el mañana, él siempre mira mucho más adelante. Me insiste una y otra vez que que el objetivo está en la Olimpiada.

Igual en los Juegos intenta el "salto Ray". ¿En qué consiste? ¿Qué nos puede adelantar?

"Después de los Juegos tengo previsto prepararme para ser bombero"

Es un doble mortal con giro y medio adelante. Es un salto muy difícil, muy arriesgado y que hasta ahora nunca nadie ha hecho.

Está claro que le gustan los retos porque también se propuso y ha intentado el "salto lu-fu-yu"... Otro nada fácil, por cierto.

Si este salto es en honor a su creador, el gimnasta LU FU YU. Otro salto complicadísimo, nada fácil pero es que mi me gustan los restos..me gusta intentar hacer lo que no hace el resto de la gente no hace. En el riesgo está también lo bonito no..

¿Cuántas veces ha soñado ya con la medalla colgada al cuello en los Juegos de Río?

No te puedo negar que muchísimas veces. Se me pasa por la cabeza constantemente y además siempre con la medalla de oro obviamente.

¿Tiene alguna manía antes de la competición?

 Ninguna

¿Y algún ritual?

 Tampoco, la verdad.

¿Una vez conseguida esta medalla, que antojo te vas a permitir?

La verdad es que llevo pensando desde hace un tiempo en comprarme un coche. Hasta ahora había mirado algunos modelos sencillos porque esto de dedicarse a la gimnasia es económicamente un poco duro. Pero con esta medalla me voy a poder permitir poder mirar algún coche mejor (se ríe)

¿Y qué tiene pensado cuando llegue el momento de dejar la gimnasia en activo?

Pues mi intención es ser bombero. De hecho, tengo pensado empezar a preparar las oposiciones después de los Juegos de Río para así, el día que deje la gimnasia, poder ya tener la plaza conseguida. Además, también quiero dedicarme a entrenar.

¿Qué parte de culpa tiene la mente y cuánto el cuerpo en la gimnasia?

Podríamos decir que la mente supone entre el 70% y 80% del éxito. Porque si mentalmente estás fuerte puedes conseguir todo lo que te propones. El físico es importante, pero lo que más influye es la mente. Si cuando llega el momento de competir estás 100% bien mentalmente, está claro que todo acaba saliendo bien. La mente es clave.