Publicado: 03.03.2016 09:38 |Actualizado: 03.03.2016 09:38

El Real Madrid alivia sus penas sin brillo y el Villarreal se frena en Vigo

Sin su columna vertebral, Zidane recurre a la cantera para sacar el triunfo en casa del Levante (1-3). Empate sin goles en Balaídos. Victorias de Sevilla, Athletic y Valencia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El delantero del Real Madrid Borja Mayoral celebra con su compañero Pepe el gol marcado ante el Levante. /EFE

El delantero del Real Madrid Borja Mayoral celebra con su compañero Pepe el gol marcado ante el Levante. /EFE

MADRID.- El Real Madrid escapó de su crisis, con un triunfo balsámico en casa del colista, Levante, con más trabajo y sacrificio que brillantez (1-3), para alejarse de un Villarreal que empató en Balaidos ante el Celta (0-0), y volver a centrarse en su pulso con el Atlético de Madrid por la segunda plaza liguera.

Llegaba el Real Madrid al Ciudad de Valencia plagado de bajas importantes y con la autoestima por el suelo. Necesitaba un triunfo tanto como una imagen de sacrificio. Las palabras de Zinedine Zidane acusando a sus jugadores, con su estilo, de falta de actitud, tuvo el resultado esperado.



Plagado de bajas en su columna vertebral -Sergio Ramos, Luka Modric, Gareth Bale o Karim Benzema- y con un toque de entrega dado por la cantera con Borja Mayoral como máximo representante en su estreno de titular con el primer equipo, Zidane sentó a Isco Alarcón y dio continuidad al colombiano James Rodríguez, los dos grandes señalados por la afición madridista tras perder el derbi.

La inestabilidad del Real Madrid en el presente hizo soñar al Levante, que obligó a Keylor Navas a rescatar sus mejores paradas en la primera vez que regresaba a su casa. El portugués Cristiano Ronaldo de penalti y un lanzamiento de Mayoral que golpeaba en el poste y en Mariño para meterse en su propia puerta, parecían dejar todo de cara pero el acierto rematador de Deyverson puso emoción.

Hasta el tiempo añadido tuvo que sudar reencontrarse con el triunfo el Real Madrid, para cortar su mala racha de un punto de los seis últimos, con Isco firmando la sentencia sobre la hora.

Se mantiene en posición de Liga de Campeones, cuarto, un Villarreal firme en defensa. El Celta salió con todo su arsenal pero fue incapaz de hacer un tanto a un rival que lleva seis jornadas sin encajar un solo gol. Incluso pudo llevarse un premio mayor si el delantero congoleño Bakambu no se hubiese topado en dos claras ocasiones con las intervenciones de Sergio Álvarez.

Triunfos de Sevilla, Athletic y Valencia

El equipo de Vigo pierde un puesto en la clasificación en favor del Sevilla que también tuvo en su portero, Sergio Rico, al gran protagonista. El tanto tempranero de Fernando Llorente, en una acción típica suya recibiendo de espaldas a puerta y girando sobre sí mismo para marcar, no dio paso a un partido plácido ante el Eibar que siempre lo buscó.

Una mano salvadora de Sergio Rico a un testarazo de Borja Bastón y en los últimos segundos tras un palo que habría sentenciado el duelo en favor del Sevilla, otra acción salvadora a una falta lateral, dejaron los tres puntos en Nervión (1-0), que corroboraron la gran imagen dejada en el Camp Nou.

Extiende su buena línea el Athletic Club, y ya es séptimo, con su segunda goleada de la semana. Tras conquistar Mestalla se exhibió en San Mamés a costa de un débil Deportivo de la Coruña, que dejó la peor de sus imágenes del curso. Goleado al ritmo de Aritz Aduriz, que llama a las puertas de la selección española con un triplete y una exhibición rematadora (4-1).

El Valencia por su parte tomó aire en La Rosaleda, reaccionando ante un equipo que llegaba en su mejor línea y remontando un gran gol del croata Duje Cop gracias a la acción curiosa de la jornada. El camerunés Kameni se metió en su propia portería un mal despeje a un centro lateral. A la contra firmó el triunfo el ruso Denis Cheryshev (1-2).

La vigésimo séptima jornada se completa el jueves con el líder, el Barcelona, midiendo su firmeza en Vallecas ante el Rayo Vallecano, donde todo es posible en 90 minutos. Y dos duelos de necesidad entre Granada-Sporting y Espanyol-Betis.

Etiquetas