Público
Público

El Real Madrid se ceba con el Sporting y el Villarreal se acuesta líder

El Atlético, con su victoria en Getafe, se afianza como alternativa. El Sevilla y el Barça suman sendos triunfos con suspense 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Villarreal y el Atlético de Madrid, dos de las grandes alterntivas en este inicio de campeonato, confirmaron las sensaciones ofrecidas hasta ahora y son los dos primeros de la clasificación, con permiso de Valencia y Almería que juegan mañana, bajo la atenta mirada del Real Madrid y FC Barcelona, que llegaron al triunfo bajo dos vertientes diferentes.

El equipo de Manuel Pellegrini sigue luciendo ese libreto del buen fútbol que le da réditos y hoy sumó su tercer triunfo en cuatro jornadas para convertirse en líder en solitario frente a un Racing de Santander (2-0) que aún no ha ganado, pero termina aliviado el periplo infernal de esta Liga, después de medirse a Sevilla, FC Barcelona, Real Madrid y Villarreal consecutivamente.

El conjunto cántabro, que ahora comienza otra temporada, repitió planteamiento valiente en El Madrigal, pero el Villarreal gana ya con la inercia de los 'grandes', amén de que controle el fútbol de asociación como pocos equipos. En apenas cuatro minutos resolvió un choque que podía haberse tornado incómodo con goles de Capdevila y Llorente.

Un oficio al que también recurrió el Atlético en Getafe (1-2). Oficio defensivo para aguantar las embestidas del Getafe y 'pegada' en la meta rival, esta vez sin Agüero porque el argentino apenas tuvo influencia en el juego de su equipo aunque colaboró en el gol decisivo.

El Atlético, que de inicio se agarró al acierto de Sinama Pongolle, ofreció su versión más rocosa y controló el juego en el primer acto sin que Leo Franco tuviera que intervenir. Pero se echó demasiado atrás en la continuación y permitió crecer a un Getafe, mejorado con Granero y Gavilán, que le puso contra las cuerdas.

Sin embargo el Atlético sumó tres puntos y su primera victoria a domicilio en Liga en una única jugada, que terminó enviando a la red Cortés cuando Sinama apuntaba a su particular doblete. Un crédito que gana el Atlético ante su primer gran partido de la temporada, el próximo domingo ante el Sevilla.

Dentro de una goleada inmensa (7-1), Raúl rompió su mala racha goleadora -no marcaba en Liga desde mayo- con dos de las siete dianas que le endosó el Real Madrid a un pobre Sporting de Gijón, que ha sido zarandeado severamente en menos de cuatro días por los dos poderes fácticos del fútbol nacional.

El Real Madrid, con su particular estilo de juego, sentenció el encuentro en media hora, con triplete incluido de Rafael van der Vaart, que ya suma cuatro en Liga. Un encuentro, el de los blancos, que sirve para revitalizar. A Raúl, a Higuaín, que sumó un nuevo tanto, y al equipo con una afición que mantiene dudas.

También a Schuster que pudo manejar a sus jugadores. Dejó fuera a Heinze, Ramos y Van Nistelrooy, claves en partidos ante rivales de mayor enjundia, y gana tiempo para que el equipo mejore la estética de su fútbol porque es cierto que sigue siendo igual de competitivo y expeditivo que el pasado año.

Mayor suspense necesitó el FC Barcelona, pese a firmar una excelente primera mitad ante un Betis peleón que estuvo a punto de sorprenderle en el segundo acto. Eto'o, por partida doble y consiguiendo su diana número 100 con la elástica azulgrana, adelantó al equipo de Guardiola, rubricando el gran fútbol de su equipo.

Pero el FC Barcelona no ganaría sin apuros porque el equipo de Chaparro, que aún no había marcado en Liga, hizo dos en ocho minutos por medio de Monzón y Jose Mari. Ya sin Eto'o sobre el césped apareció un actor de reparto, el islandés Eidur Gudjonhsen, para solventar la papeleta.

Un remate en escorzo, en colaboración con la candidez del meta bético, supuso el tercero culé y el primer triunfo en el Camp Nou para seguir la estela del resto de favoritos, a la que también se unió el Sevilla derrotando al Espanyol con goles de Maresca y Chevantón.

El conjunto de Jiménez no respiró hasta el 86. Dominó, pero no lució aunque ya suma ocho puntos antes de viajar a Madrid para medir fuerzas contra un igual, el Atlético, en el primero de los grandes partidos de esta temporada.