Publicado: 26.01.2014 19:03 |Actualizado: 26.01.2014 19:03

El Real Madrid completa la primera vuelta invicto

Los blancos vencen al Unicaja por 88-67 con un Sergio Llull que al llegar al descanso había anotado 21 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid ganó al Unicaja por 88-67, completó la primera vuelta sin que nadie haya sido capaz de ganarle y Sergio Llull entró en éxtasis desde la línea de tres puntos, marchándose al descanso con seis triples anotados sin fallo y 21 puntos.

La primera derrota después de 31 victorias podía tener una mala digestión por parte del Real Madrid, pero desde el primer segundo de partido se vio que la actitud del equipo fue la de obviar el resultado de Moscú y seguir por el mismo camino.

Sergio Llull comentó en la víspera su convencimiento de que la derrota "no afectaría al equipo". El base-escolta menorquín refrendó estas palabras con los hechos y al descanso se marchó siendo autor de 21 puntos y, sobre todo, de ¡seis triples sin fallo!

Llull entró en éxtasis y cualquier lanzamiento fue dentro, sobre todo más allá de la línea de 6,75 metros. Sólo falló una bandejita a canasta y un tiro libre.

Pero no fue sólo Llull sino todo el equipo el que dio un paso al frente. Si en Moscú falló el tiro, contra el Unicaja el Madrid demostró que no se le ha olvidado anotar, 27-18 al final del primer cuarto y 52-37 al descanso.

Unicaja no fue un convidado de piedra. Demostró que es un equipo que participa en Euroliga y que tiene un nivel, además de recursos, sapiencia y ganas, como no puede ser de otra manera en un equipo entrenado por Joan Plaza.

El mayor problema de los malagueños fue encontrarse con un Llull en estado de gracia y con un equipo, el líder, centrado y dispuesto a no hacer concesiones en defensa (6 tapones al descanso), ni en ningún aspecto del juego.

Llull falló en su séptimo intento de triple y el Unicaja enseñó sus garras (54-45, min.23). La cosa no pasó a mayores porque apareció Mirotic para tirar de sus compañeros y una gran versión defensiva del equipo -tres jugadas sin que el Unicaja pudiese tirar en toda la posesión- para dejar la reacción malagueña en casi nada, (63-45, min. 27.15).

Al termino del tercer periodo, en el que el Real Madrid falló los siete tiros que intentó tras la línea del triple, y tras un empate a 12 en el mismo, el 64-49 anticipaba un nuevo logro del equipo: Acabar la primera vuelta invicto, sin que ningún equipo lograra arrebatarle la victoria.

Unicaja volvió a mostrar sus colmillos, 67-57 (min.33), pero el equipo de Laso volvió a ponerse en modo campeón (79-59, min.35) y no dio opción a sus rivales.

Al final, 88-67. El Real Madrid amplía su récord y acaba la primera vuelta sin que nadie haya sido capaz de ganarle.

88 - Real Madrid (27+25+12+24): Rudy (4), Mirotic (13), Darden (11), Llull (23) y Bourousis (7) -equipo inicial-, Draper, Reyes, Rodríguez (13), Carroll (6), Slaughter (2), Díez (2) y Mejri (7).

67 - Unicaja (18+19+12+18): Sabonis (2), Suárez (2), Granger (6), Dragic (3) y Stimac (10) -equipo inicial-, Urtasun (9), Calloway (8), Vázquez (4), Toolson (6), Kuzminskas (10), Hettsheimeir y Caner-Medley (7).

Árbitros: Juan C. García, Carlos Peruga y Sergio Manuel. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de la Liga Endesa de baloncesto disputado en el Palacio de Deportes de Madrid ante 11.588 espectadores.