Publicado: 09.02.2014 21:41 |Actualizado: 09.02.2014 21:41

El Real Madrid, una Copa más antes del cierre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid le quitó el reinado de la Copa del Rey al Barcelona en Málaga, donde había ganado en las dos anteriores ocasiones, y se ha proclamado campeón al vencer (76-77), en un partido muy emocionante, que se decidió en los últimos diez segundos con una canasta de Llull ante un equipo azulgrana que logró remontar siete puntos en apenas dos minutos. El Real Madrid suma su título número 24 y vuelve a ser el equipo con más entorchados coperos de la historia.

Un encuentro dominado por una igualdad máxima desde el pitido inicial, no podía tener un final más apropiado que el que se vivió. A falta de ocho segundos, el Barcelona logró ponerse por delante 76-75 por medio de Oleson. Había logrado remontar una diferencia de siete puntos. Y el balón quemaba para el Real Madrid.

El balón lo condujo con rapidez Sergio Rodríguez, se internó en la pintura pero al verse tapado por dos hombres vio a Llull situado solo en la esquina. Le cedió el balón, éste se levantó y clavó una de esas canastas que se recuerdan para siempre. Era de dos. Pero solo quedaban diez décimas para sonar la bocina. Tiempo insuficiente para el Barcelona. El Real Madrid volvía a levantar la Copa.

Errores, miedo, responsabilidad. El encuentro comenzó con defensas muy agresivas por parte de ambos equipos, que propiciaban lanzamientos excesivamente precipitados, aunque el Real Madrid en los primeros minutos parecía más entonado con el trabajo ofensivo de Rudy Fernández y de Nikola Mirotic, acertados desde la línea de triples 4-8.

El Barcelona proseguía con su sistema de rotaciones y se fue entonando poco a poco, sobre todo en ataque. Esto propició que adelantara por primera vez a su adversario en el marcador 15-14, minuto 9. No le hacían falta los puntos de Juan Carlos Navarro, cero en el primer cuarto, y con Erazem Lorbek y Ante Tomic, seis cada uno, le bastaba para irse con una renta, mínima, pero que servía para situar los cimientos 17-16.

El encuentro en el segundo periodo transcurrió de manera similar al primero, igualado, con excesivo respeto por las dos partes y con una única opción del conjunto azulgrana cuando estuvo en pista Tomic, que con 12 puntos, era el máximo anotador y escalaba por encima de sus defensores Felipe Reyes, Slaughter y Bourousis.

Un 27-24, en el minuto 15, fue la renta máxima de los azulgranas, absorbida seguidamente por el Real Madrid, que no tenía a un jugador sobresaliente, quizás Sergio Rodríguez, que apuntaba y dirigía, pero todos aportaban. Ese trabajo de equipo dentro y fuera le ocasionó situarse 28-31, en el minuto 16.

A cuatro minutos para llegar al descanso, los tiradores estaban opacos, tranquilos, pero empezaron a ensayar. Nachbar, Rudy Fernández, pero por encima de todos el ex del Unicaja Alex Abrines, que con un triple situó la diferencia a cuatro puntos 40-36, en el minuto 19. Navarro, desaparecido con tres puntos, un tiro libre y una canasta de dos, aguardaba plácidamente tras el descanso 42-38.

El internacional azulgrana seguía con su sequía y en el otro bando cogió el mando y la responsabilidad de anotar Rudy Fernández, que con dos triples y una canasta de dos encendió a su equipo 47-51, minuto 24. El Barcelona sumido en un letargo defensivo pasaba por sus peores momentos.

Pero la distancia no era insalvable y se notaba que la frescura en uno y otro equipo empezaba a escasear. El base del Barcelona Marcelinho Huertas, que hasta esos momentos tenía en su casillero dos puntos, se fue al ataque y con 11 puntos resaltaba la nueva igualdad 55-55, en el minuto 28, y 59-60, en el 30.

El último cuarto iba a decidir el Campeón de la Copa del Rey de esta edición. Ninguno de los dos equipos se despegaba en el marcador. Prácticamente era imposible, aunque el Real Madrid tenía una baza a su favor, los tiros libres. El Barcelona había entrado en bonus faltando siete minutos para la conclusión del encuentro. Navarro, seguía sin estar. Tres puntos en más de 25 puntos y su equipo lo notaba.

El Madrid dirigido por Sergio Rodríguez, se desperezaba (64-68) y a continuación un inconmensurable Nikola Mirotic clavaba un triple, que podría ser ganador 64-71, en el 38.

Dos minutos y una ventaja considerable, pero el Barcelona forzó hasta la extenuación, con un triple de Oleson y una canasta de Huertas, y logró situarse a 23 segundos del final a dos puntos 73-75. En el ataque posterior, Sergio Rodríguez, perdió el balón y Oleson, nuevamente logró empatar a 75 con un tiro libre (76-75), restando apenas 8 segundos. El Madrid estaba noqueado, pero Sergio Llull, se fue a una esquina, recibió el balón, dio dos pasos y lanzó de dos consiguiendo la canasta ganadora (76-77), a falta de una décima, sin que pudiera el Barcelona contrarrestar en el siguiente ataque. Campeón el Real Madrid.

El ala-pívot del Real Madrid Nikola Mirotic ha sido elegido MPV de la Copa del Rey, con tres grandes partidos que le han permitido firmar una media de 16,3 puntos con 6,3 rebotes, y 22,3 de valoración. Mirotic es el tercer jugador del conjunto madridista que lo consigue, tras Rudy Fernández en 2004 y 2008, y Sergio Llull, en 2012. En la final de hoy, anotó 17 puntos, 11 rebotes y llegó a los 32 de valoración.

El jugador se formó en la cantera del Real Madrid y cumple su cuarta temporada, aunque en la campaña 2009-10 estuvo cedido en el Palencia de la Liga LEB Oro. Debutó en la temporada 2008-09 cuando Joan Plaza, actual técnico del Unicaja de Málaga, dirigía al equipo madridista, jugando 17 minutos repartidos en cinco partidos, siendo su primer rival el Murcia y sus primeros dos puntos los consiguió ante el CAI Zaragoza.

76- FC Barcelona (17+25+17+17): Huertas (15), Navarro (5), Papanikolaou (2), Lorbek (8), Tomic (14)-cinco inicial- Dorsey (7), Sada (0), Abrines (7), Oleson (11), Nachbar (7) y Pullen (0).

77 - Real Madrid (16+22+22+17): Llull (9), Rudy Fernández (19), Darden (2), Mirotic (17), Bourousis (2) -cinco inicial-, Draper (5), Reyes (9), Rodriguez (8), Carroll (2) y Slaughter (4).

Árbitros: Hierrezuelo, García González y Conde. Señalaron falta técnica a Slaughter y a Tomic, en el minuto 29. Eliminado por cinco faltas personales Reyes, minuto 40.

Incidencias: Partido correspondiente a la final de la Copa del Rey disputada en el Palacio de los Deportes Martín Carpena, de Málaga, ante 11.000 espectadores. Mirotic fue el "Jugador Más Valorado de la Final".