Publicado: 11.05.2014 22:20 |Actualizado: 11.05.2014 22:20

El Real Madrid se despide de la Liga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid se despidió de manera definitiva de su pelea por la Liga BBVA tras caer este domingo ante el RC Celta de Vigo en Balaídos por dos errores monumentales en defensa (2-0), un resultado que sirvió a los gallegos para celebrar de la manera el 90 aniversario de la fundación del club vigués.

De esta manera, el equipo blanco se queda matemáticamente sin opciones de conquistar el título de Liga, al quedarse a cinco puntos del líder, el Atlético de Madrid, y rompe su sueño de poder conquistar el triplete esta temporada después de otro partido donde, lastrado por sus numerosas bajas, sólo dio verdadera sensación de peligro en la segunda parte, y en el que se condenó con dos errores de dos jugadores tan fiables como Sergio Ramos y Xabi Alonso.

Los locales y los de Carlo Ancelotti, que suplieron la plaga de bajas con un centro del campo armado sobre el trivote formado por Sami Khedira, que volvió a jugar seis meses después, Xabi Alonso y el joven Casemiro, alternaron el dominio en los primeros minutos, que carecieron de acciones de peligro.

Una acción de Rafinha, que probó suerte con un disparo centrado desde fuera del área que acabó en las manos de Diego López, abrió el partido en el minuto 19. Respondió Isco minutos después con una volea que se marchó por encima del travesaño.

Los blancos rompen su sueño de poder conquistar el triplete esta temporada

El cuadro blanco fue creciendo con el paso de los minutos, pero un error en defensa de Sergio Ramos propició que el conjunto celeste se adelantase antes del descanso. El central sevillano se confió y se resbaló ante la presión del brasileño Charles, que le arrebató el balón, esquivó a Diego López y lo mandó al fondo de las mallas.

El paso por vestuarios despertó a los madridistas, mucho más activos en la reanudación. Un remate de Ramos salvado por Charles y un gol a anulado al de Camas por fuera de juego fueron los primeros avisos de los de Ancelotti.

Sin embargo, en el 63, un nuevo error garrafal blanco, esta vez de Xabi Alonso, que cedió a Diego López sin darse cuenta de que andaba Charles cerca, supuso el segundo gol de los de Luis Enrique y, pese a los tropiezos del Atlético y el FC Barcelona, los de Carlo Ancelotti no fueron capaces de firmar una remontada épica.