Publicado: 17.05.2014 09:24 |Actualizado: 17.05.2014 09:24

El Real Madrid se juega la Bota de Oro de Cristiano Ronaldo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid cerrará este sábado su periplo en la Liga BBVA con la visita (16.00 horas) al estadio Santiago Bernabéu del RCD Espanyol, un partido sin trascendencia clasificatoria, pero en el que los madridistas querrán poner fin a su mala racha para llegar a Lisboa en mejor modo y además intentar que Cristiano Ronaldo se haga con la Bota de Oro.

Después de una semana de pesadilla, el conjunto blanco no afrontará la última jornada con opciones de poder conquistar el título liguero, lo que ha quedado en manos del Atlético de Madrid y FC Barcelona. Todos han tropezado en sus últimos partidos, pero los realizados por los de Carlo Ancelotti, incapaces de ganar ninguno de sus tres partidos en siete días, les han condenado a un choque sin tensión.

El Real Madrid sólo ha sacado dos puntos de los últimos nueve que ha disputado, todos ellos marcados por la falta de chispa en el equipo, las bajas por problemas físicos y errores infantiles como los acaecidos en Balaídos ante el Celta. Ahora, el objetivo es ganar en la despedida del público del Bernabéu, sobre todo para coger fuerzas para lo que se ha convertido en la gran y obsesiva cita para el club, la pelea por la Décima del 24 de mayo en Lisboa ante el Atlético de Madrid.

Sin embargo, también existe otra ambición en la plantilla y es la posibilidad de que su estrella, Cristiano Ronaldo, se corone como el mejor goleador del Viejo Continente y se calce una nueva Bota de Oro. El luso apenas jugó en Valladolid y no lo hizo en Vigo, pero este trofeo le hará volver a la acción en busca del gol que le desempate en la tabla con Luis Suárez, ambos con 31 tantos, tres más que Leo Messi. Khedira volverá a tener minutos, lo mismo que un Illarramendi en busca de confianza para estar en el once titular de Da Luz.

Por su parte, el RCD Espanyol tampoco llegará al Santiago Bernabéu en su mejor momento, aunque al menos ya se ha salvado y no afrontará el choque con ninguna urgencia tras sacar el punto que le faltaba ante Osasuna. El partido, el último en el banquillo perico del mexicano Javier Aguirre, será una buena oportunidad para el conjunto blanquiazul de intentar poner fin a una racha de siete partidos sin ganar y con el recuerdo del empate logrado el año pasado in extremis.

Además, frente a la ambición de Cristiano Ronaldo, el Espanyol opondrá el antídoto de Kiko Casilla, después de que el guardameta haya impedido en los tres enfrentamientos anteriores, el de Liga y los dos de Copa del Rey, que el luso le batiera.

Por otro lado, aparte del decisivo FC Barcelona-Atlético, a las 22.00 horas en Mestalla se echará también el cierre a la temporada con el encuentro entre el Valencia y un Celta al alza, aunque la atención en la capital del Turia está la decisión horas antes de quien puede ser el comprador del club.

El conjunto che buscará la victoria para despedirse del mejor modo posible de su afición y lo más arriba posible, pero enfrente tendrá a un rival que está en gran momento con cuatro victorias seguidas y cinco jornadas sin perder, pero que también llega marcado por el adiós al banquillo de Luis Enrique.