Público
Público

El Real Madrid recupera la cordura institucional

En la repetición de la Asamblea amañada del 7 de diciembre, Vicente Boluda es ratificado como presidente, se aprueban las cuentas y se convocan elecciones para el 7 o 14 de junio con el voto por correo similar a unas generales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los compromisarios del Real Madrid han dado hoy una magnífica muestra del señorío que siempre ha caracterizado al club y, además de limpiar la vergonzosa imagen que se ofreció en la irregular Asamblea del 7 diciembre firmaron la paz social y aprobaron todos los puntos del orden del día, comenzando por la ratificación de Vicente Boluda, comprometido a convocar elecciones antes del 14 de junio, hasta el cambio del polémico voto por correo, que se va a realizar según la ley electoral general.

La Asamblea, que finalmente comenzó a las 9.00 horas, después de que sólo 86 madrugadores estuvieran presentes para la primera convocatoria de una hora antes, se alargó hasta prácticamente las siete horas, pero en todo momento se desarrolló dentro de un clima de tranquilidad y diálogo, propiciado también por el buen talante del presidente Vicente Boluda, que permitió todas las intervenciones deseadas y contestó, siempre dirigiéndose a ellos por su nombre, a todos los compromisarios.

Radicalmente distinta a la de infausto recuerdo de diciembre, sólo el cansancio tras las algunas largas exposiciones antes de la votación propiciaron algunos tímidos silbidos, aunque casi todas las intervenciones concluyeron con aplausos.

En una Asamblea con gran afluencia de compromisarios, la ratificción del presidente, el primer punto del orden del día fue el que más opiniones concitó, ya que la mayoría se mostró favorable a ella, pero sólo ante la promesa de convocar elecciones, ya que prácticamente todos rechazaron la labor de la actual Junta Directiva, considerando que debía haber dimitido en diciembre.

Los que apostaron por no ratificarle y anunciaron soluciones ante su hipotética marcha no convencieron con sus argumentos a la mayoría, ansiosa por evitar que se dilatase más el tema y no marcharse de la Asamblea sin la seguridad de unas próximas elecciones.

Su fecha, aunque no se confirmó, será con casi total seguridad el 14 de junio, salvo que puedan adelantarse al 7 (coincidirían con las Europeas) y pese a que muchos abogaron por hacerlas en día de partido.

Tras unas tres horas y media de intervenciones, de caras conocidas como Eugenio Martínez Bravo (Plataforma Blanca), Eduardo Fernández de Blas (Etica Madridista), Jaime Ussia (ex directivo) o el fiel aficionado 'Toñin, el torero', o de compromisarios anónimos, ninguna de ellas cortada y todas respetadas, el presidente recibió el ansiado respaldo.

Ratificado en su puesto, el máximo mandatario del club dio paso a la votación para dejar sin efecto los acuerdos de la Asamblea de diciembre, casi unánimemente aprobada, para pasar la tercera, la más compleja, ya que englobaba los asuntos del 7-D, con cambios en los miembros de la Junta Electoral y la Comisión de Disciplina Social, además de la reforma del voto por correo.

La Asamblea también dio el visto bueno a los datos económicos de la directiva, que reflejan unos ingresos de 407 millones de euros para el ejercicio 2008-2009, cuyo primer semestre se salda con unos beneficios de 65 millones de euros antes de impuestos.

El saldo de tesorería a 31 diciembre 2008 es de 55 millones de euros, 34 millones más que en diciembre del año anterior, y la deuda bancaria se mantiene a cero. La junta prevé un beneficio de 58 millones de euros antes de impuestos para 2008-2009 y fija el saldo de tesorería en el entorno de 80 millones de euros

Tras lamentar el criterio para los cambios de miembros, se pudieron escuchar opiniones encontradas sobre la fiabilidad del voto a través de Correos, defendido por la mayoría y por el propio Vicente Boluda, o sólo añadiendo la intervención notarial, respaldado por los que pensaban que el otro no es igual al de la ley electoral y podría traer problemas por los plazos.

Esta reforma, la más esperada por todos los problemas y polémicas que trajo en el pasado este voto por correo, que sigue en los tribunales, fue aprobada con menos votos que el resto de puntos, pero con los necesarios (726) para sacarla adelante.

Así, la Asamblea de la 'concordia' concluyó con todos los puntos del orden del día aprobados y sensación y deseo de dejar atrás los bochornosos sucesos del pasado, a la espera de una convocatoria oficial, una campaña limpia y un nuevo presidente que esta vez no esté bajo sospecha ni por el voto por correo ni por otros problemas judiciales.