Público
Público

El Real Madrid se reencuentra

Los blancos sacan lo mejor de sí mismos para brindar al Bernabéu otra remontada de Champions ante el Manchester City (3-2)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando más falta hacía, cuando peor pintaba la cosa, cuando Mourinho se desesperaba en la banda... el Real Madrid volvió a encontrar su mejor versión para firmar una de esas remontadas épicas que tanto han visto por el Bernabéu.

Las duras críticas de los últimos días de Mourinho espolearon a sus jugadores. Hoy, como previó el luso ayer, sí se vio un equipo. Uno que defendía y atacaba a la vez, que arrinconó a su rival y pero que está todavía lejos de la máquina que era el año pasado.

Le faltaron muchas cosas. La principal: la pegada y la puntería, que han desaparecido casi por completo, y que salvó en muchos momentos a los blancos varios partidos indecisos la temporada pasada. Sin embargo, los merengues se sobrepusieron a ello en un final apoteósico, de pura Champions.

De inicio, Mourinho volvió a defraudar. Se acongojó y salió con un trivote -Xabi Alonso, Khedira y el debutante Essien-, que parecía que ya había olvidado tiempo atrás. El luso además señaló -cuando dijo que no lo haría- a Ramos y a Özil dejándoles en el banquillo. 

Mancini no le fue a la zaga y se achicó todavía más. Jugó con un sólo punta -Tévez-, dejó a Balotelli en la grada, y pobló el centro del campo de jugadores. El City salió, como había avisado su técnico, a empatar, y casi se lleva un premio mayor, pero al final pagó su racanería. Con un equipo hecho a base de talonario y lleno de estrellas, Mancini prefirió el músculo en lugar de jugar de tú a tú al Real Madrid.

Con una actitud totalmente diferente a la vista en los últimos partidos, los blancos lo intentaron casi todo, presionando en todas las líneas. Pero atacando sin ningún orden y a golpes, los ingleses lo tuvieron fácil para defender.

Cristiano, desaparecido hasta ahora en lo que llevamos de temporada, resurgió otra vez. Suyos fueron los primeros acercamientos del encuentro y las primeras oportunidades de gol que Hart, bastante acertado todo el choque, desbarató como pudo.

Ronaldo volvió a marcar y a celebrarlo tras la polémica de las últimas semanas

El City traicionó su forma de jugar y dejó todo para el Madrid, incluído el balón. Sin ideas en el centro del campo, que se acentuaron con la lesión de Nasri, y con algún contraataque o alguna jugada aislada. Sólo Silva se salvó. Los ingleses se fueron al final del primer tiempo con el premio inmerecido del empate.

La segunda parte siguió por los mismos derroteros hasta que Dzeko rompió todos los moldes en una contra en la que Casillas falló. 0-1 y el Bernabéu temblaba. Mourinho se enmendó y deshizo su trivote para dar entrada a Özil y Modric. El estadio blanco ya se temía lo peor. Pero fue entonces cuando vino lo mejor. Quince minutos vibrantes que oscilaron entre la derrota y el empate por dos veces hasta la remontada final.

Marcelo empató el encuentro y Kolarov volvió a adelantar a los suyos a cinco minutos. Benzemá volvía a igualar el choque tan sólo dos minutos después y Cristiano volvió a sentirse feliz con los suyos al marcar el tercero y definitivo en el 90. La apoteosis final. De Cristiano, de Mourinho, del Real Madrid y del Bernabéu. 

3 - Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Varane, Pepe, Marcelo; Khedira (Modric, m.72), Xabi Alonso, Essien (Ozil, m.65), Di María; Cristiano Ronaldo e Higuaín (Benzema, m.72).

2 - Manchester City: Hart, Clichy, Kompany, Nastasic, Maicon (Zabaleta, m.73); Y.Touré, Barry, Javi García, Nasri (Kolarov, m.36); Silva (Dzeko, m.62) y Tévez.

Goles: 0-1, m.68: Dzeko. 1-1, m.77: Marcelo; 1-2, m.86: Kolarov; 2-2, m.87: Benzema; 3-2, m.90: Ronaldo

Árbitro: Damir Skomina (SVK). Mostró tarjeta amarilla a Javi García (m.52) y a Maicon (m.70)

Incidencias: encuentro de la primera jornada del Grupo D de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabeu ante unos 70.000 espectadores.