Público
Público

El Real Madrid solventa un trámite accidentado

Un tanto de Benzema y un doblete de Ozil dan el triunfo a los merengues, que les permite llegar con hambre y oxígeno para la crucial cita del miércoles frente al Borussia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un tanto de Benzema y un doblete de Ozil dieron el triunfo al Real Madrid frente al Betis (3-1) este sábado en el Bernabéu, en una trigésimo segunda jornada que impide a los verdiblancos progresar en su escalada hacia puestos europeos, y permite a los merengues llegar con hambre y oxígeno para la crucial cita del miércoles frente al Borussia, después de haber dado descanso a los titulares habituales. Para los merengue ha sido un trámite incómodo y accidentado que acabó con las lesiones de Marcelo, Benzema, Carvalho y Modric antes del partido de Liga de Campeones que disputará esta semana ante el Borussia de Dortmund, clave para marcar el éxito o el fracaso en el presente curso del conjunto blanco.

Con un once inédito en lo que va de temporada, el Real Madrid saltó al césped con dificultades para mantener la cabeza alejada del Signal Iduna Park. No estaban Ramos, Xabi Alonso, Khedira o Pepe. El reto era otorgar importancia a un duelo que no la tenía en exceso. Sin trascendencia para los blancos, no así para el Betis, que finalmente calzó pantalón verde a petición de su hinchada. Tomar ventaja para un puesto con acceso a Europa es algo que los de Pepe Mel rozan a falta de seis jornadas para el cierre del campeonato.

Sorprendió el debut como titular del canterano brasileño del Castilla, cedido por el Sao Paulo, Casemiro. Formó parte del doble pivote de la medular junto a Modric. Mourinho también dio entrada a Nacho en el lateral derecho, aunque acabaría en el costado izquierdo por la pronta e inoportuna lesión del capitán para la ocasión, Marcelo.

Con Cristiano Ronaldo hambriento, el cuadro madridista mantiene la ansiedad justa para seguir ganando partidos de Liga por inercia. El portugués tira del equipo, que muchas veces parece esperar con qué va a sorprender el luso. Pocos ofrecen desmarques, sólo José Callejón, único que da alternativas a la poca movilidad merengue.

El Betis no se prodigó mucho en ataque en los primeros compases, pero sí con carta de presentación. Un saque de esquina botado por Beñat y rematado por el nigeriano Nosa acabó con el rechazo de Diego López. Allí estaba Rubén Castro para hacer su decimoséptimo tanto en Liga. Su posición adelantada haría que el gol no subiera en el inalámbrico. El gol pareció activar a Cristiano, hasta entonces intermitente. El luso se movió por todo el terreno de juego para que sus botas fuera el principal peligro para los andaluces. Así, ganó siempre en su emparejamiento con Chica. Un remate de cabeza, un poste y un disparo lejano suyos llamaron al gol en la capital. El Betis aguardaba, se protegía, e intentaba contragolpear para perturbar el coliseo blanco. Un larguero de Pabón, un cabezazo de Rubén Castro y un remate acrobático de Nosa fueron los avisos.

Todo estaba listo para irse a túnel de vestuarios cuando Ozil, en una pared con Benzema, se plantó cara a cara frente a Adrián. El teutón hizo el gesto para rematar al palo largo; disparó al corto. Abrió el marcador e hizo estallar un estadio semidormido, sólo activo hasta entonces para alabar el desempeño de Ronaldo, o para apaciguar la gracia del sector bético en el 'gallinero'.

El ideario del Betis siguió oculto en la segunda mitad. Cañas y Beñat apenas pusieron argumentos. El Madrid tampoco, pero al conjunto de Mourinho no le hizo falta. Su seguridad defensiva, a pesar de las ausencias, le acercó siempre al triunfo. Más aun sus demoledoras salidas a la contra. En una de ellas, comandada por Ozil, Cristiano cedería a Benzema para que el francés anotara el segundo (2-0). La mala fortuna llegó de nuevo a la puerta del club capitalino con la lesión del croata Modric, protagonista sobre el terreno de juego en las últimas jornadas.

De las pocas llegadas del Betis llegaría un penalti de Nacho. Derribó a Rubén Castro. Lo transformó Jorge Molina alejándolo lo necesario de las certeras manos de Diego López. Los de Pepe Mel adelantaron líneas. El Real Madrid retrocedió. Alentaba el sector bético. Sufría el Real Madrid. Pitaba el Bernabéu al colegiado. Jorge Molina encontró el larguero; Pabón la pierna de Albiol. Sin embargo, en los minutos finales, Ozil sentenciaría (3-1). Los tres puntos y el balón de oxígeno para viajar a Alemania se quedaron en Madrid. Mourinho perdió a varios jugadores por lesión y los daños colaterales fueron demasiados en un partido de tramite con el Dortmund en el horizonte. Europa espera al Real Madrid. El Betis se aleja de ella.

- RESULTADO:

REAL MADRID, 3 - REAL BETIS, 1 (1-0, al descanso)

- ALINEACIONES:

REAL MADRID: Diego López; Carvalho, Marcelo (Varane, min. 15), Albiol, Nacho; Casemiro, Özil, Modric (Pepe, min. 63), Callejón, Ronaldo y Benzema (Higuaín, min. 72).

BETIS: Adrián; Chica, Paulao, Amaya, Álex Martínez: Cañas (Rubén Pérez, min. 67), Beñat, Nosa (Molina, min. 46), Campbell (Vadillo, min. 59), Pabón y Rubén Castro.

- GOLES.

1 - 0, min. 45, Ozil.

2 - 0, min. 57, Benzema.

2 - 1, min. 73, Jorge Molina (p).

3 - 1, min. 90, Ozil.

- ÁRBITRO:

Álvarez Izquierdo (C. Catalán). Amonestó a Nacho (min. 71), Higuaín (min. 78) y Ronaldo (min. 82) por parte del Real Madrid. Amonestó a Cañas (min. 55) por parte del Betis.

- INCIDENCIAS:

Estadio Santiago Bernabéu.75.000 espectadores. Minuto de silencio en recuerdo a las víctimas del maratón de Boston.