Publicado: 26.11.2015 22:15 |Actualizado: 26.11.2015 22:15

El récord de triples lleva al Barça al Top 16

Los azulgranas arrollan (64-93) al Zielona Gora polaco y logran el billete para la próxima ronda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Tomic, en un momento del partido. EFE/Lech Muszynski

Tomic, en un momento del partido. EFE/Lech Muszynski

El FC Barcelona Lassa ya es equipo de 'Top 16' gracias a su contundente victoria ante el Stelmet Zielona Gora (64-93) en Polonia, una exhibición en la que los blaugranas superaron su récord de triples en la Euroliga para lograr el billete para la próxima ronda, para reforzar su liderato y proseguir con su racha de seis victorias consecutivas, mientras que los polacos siguen colistas con un único triunfo.

Los blaugranas siguen intratables en esta Euroliga, en la que se están desquitando con creces de la derrota inicial en Turquía. Desde entonces encadenan seis triunfos consecutivos, algunos de prestigio como el logrado ante Panathinaikos, y otros de récord como el de este jueves, con 17 triples anotados de 26 intentos. Nunca antes había anotado tantos triples el Barça en la Euroliga, y menos con ese altísimo porcentaje de éxito (65%).

Además, récord también de asistencias (28) de un Barça que arrolló al Zielona Gora y que fue aplaudido por el público polaco, que reconoció la superioridad de un equipo catalán que rozó la perfección. Aguantó el tipo el equipo local en la primera parte, sobre todo en el primer periodo, pero el Barça les atropelló tras el descanso a base de ritmo, defensa, seguridad y velocidad, todo sumado al increíble acierto en el triple y a la convicción de que no podían relajarse.



Y es que el equipo polaco, pese a sumar una única victoria, acostumbra a pelear hasta el final y a cerrar marcadores cortos. La única gran derrota ha sido esta, la sumada esta noche, en la que el Barça llegó a tener una máxima de +33 puntos. Demasiado castigo, quizá, a tenor del gran primer cuarto que propiciaron ambos equipos, de un nivel muy alto de baloncesto tanto en ataque como en defensa.

Quizá ello lo agradeció todo el pabellón polaco en pie al final del partido. Ovación de gala para el Barça, que les hizo pasar una gran noche, y también de ánimos para sus jugadores, que no dieron la espalda al encuentro hasta que, hundidos anímicamente, el Barça les enterró en vida. Al final, el cuadro culé encontró una inspiración tal que se quedó en el récord de 17 triples y, para no ahondar más en la herida local, optó por no tirar más, pese a que Arroyo tuvo una última bola para intentar lograr el decimoctavo.

No estaban Juan Carlos Navarro ni Shane Lawal, pero este Barça tiene un gran fondo de armario y lo demostró. Al final, 29 puntos de diferencia y únicamente Eriksson se quedó sin anotar en sus casi 8 minutos de juego. El resto sí lo hizo, destacando los 16 puntos de Àlex Abrines o los 15 de Vezenkov y Carlos Arroyo, que empezó mal pero acabó siendo clave en el despegue de la nave barcelonista. Eso sí, el mejor, el búlgaro, que se destapó y mostró de lo que es capaz.

Este Barça ya está en el 'Top 16' y, ahora, buscará hacerlo como líder del grupo. Le quedan dos salidas complicadas a las pistas de Panathinaikos y el Lokomotiv Kuban Krasnodar, recibiendo de por medio al Zalgiris Kaunas en el Palau Blaugrana. Retos de primer nivel, pero la confianza está por las nubes. Además, este partido dejó los primeros 2 puntos en Euroliga de su carrera para Moussa Diagne.

Ficha técnica:

64 - Stelmet Zielon Gora (18+17+15+14): Koszarek (9), Marcel Ponitka (11), Gruszecki (3), Moldoveanu (-), Borovnjack (10) -cinco inicial-, Bost (9), Zywer (-), Szwczyk (4), Mateusz Ponitka (-), Hrycaniuk (10), Zamojski (-) y Djurisic (8)

93 - FC Barcelona Lassa (24+20+25+24): Satoransky (10), Ribas (2), Perperoglou (3), Doellman (9), Tomic (12) -cinco inicial-, Abrines (16), Vezenkov (15), Eriksson (-), Diagne (2), Samuels (6), Oleson (3) y Arroyo (15).

Árbitros: Milivoje Jovcic (Serbia), Panagiotis Anastopoulos (Grecia) y Tolga Sahin. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la primera fase de la Euroliga disputado en el Centrum Rekreacyjno Sportowe de Zielona Gora (Polonia) ante 5.002 espectadores.