Público
Público

Los récords pendientes

La creciente sombra del dopaje zarandea la tabla de plusmarcas españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Demasiados récords en el aire. La tabla de plusmarcas del atletismo español continúa recibiendo cataclismos en forma de casos positivos de dopaje y operaciones policiales contra las redes organizadas de distribución de sustancias prohibidas a los atletas.

José María Odriozola, el eterno presidente de la federación española, reconoció hace una semana que se llevará a cabo 'una investigación retrospectiva' para determinar si Marta Domínguez, presunta implicada en la operación Galgo, se dopaba y, en caso afirmativo, desde cuándo. La palentina, que previsiblemente declarará pasado mañana en Madrid, es la propietaria de tres récords de España.

Una de las marcas de Domínguez, la de los 3.000 lisos, cumplió diez años el pasado verano. Los otros (10.000 metros y 3.000 obstáculos) son más recientes. Curiosamente, la campeona del mundo nunca pudo con los 14:44 de la gallega Julia Vaquero en la prueba de los cinco kilómetros.

En la tabla masculina, uno de los récords más controvertidos es el de los 5.000 metros. Hasta el verano pasado pertenecía a Alberto García con un crono de 13:02.54, conseguido unos meses antes de protagonizar su sonado positivo por EPO.

El pasado mes de junio Alemayehu Bezabeh, etíope nacionalizado, se convertía en el primer español capaz de derribar el muro de los 13 minutos en los cinco kilómetros, la tradicional legua. Bezabeh detuvo el crono en 12:57.25. Sin embargo, su récord ha perdido toda credibilidad: fue sorprendido el pasado día 9 por la Guardia Civil cuando se dirigía a hacerse una autotransfusión sanguínea práctica prohibida por la reglamentación antidopaje para intentar revalidar su título europeo de cross cuatro días después.

Ángel David Rodríguez, el hombre más veloz de la historia en nuestro país e impulsor de la carta de los atletas en la que se exigía que se llegue al fondo de la investigación de la operación Galgo, no cree sin embargo que los récords de España vayan a ser revisados con facilidad. 'Yo no he visto quitar títulos en el deporte porque haya evidencias de dopaje, por eso no creo que los récords de España vayan a ser revisados ahora. Eso es muy complicado de hacer cuando ya han transcurrido muchos años. Ahí está el ejemplo de Bjarne Riis'. Rodríguez alude al ciclista danés, ganador del Tour de 1996, que ha confesado en su autobiografía una larguísima historia de dopaje.

Jospehine Onyia es otra de las atletas con un récord de España bajo el microscopio. Lo logró en 2008, meses antes de protagonizar dos positivos (metilhexaneamina y clembuterol) que le harían cumplir una sanción de dos años que ya ha finalizado.

Cristina Pérez o Venancio José estuvieron relacionados con casos de dopaje (clorfentermina y estanozolol) que fueron sobreseídos. Paquillo Fernández, imputado en la operación Grial, posee el récord de España de los 20 kilómetros marcha. También es propietario de un récord, el de maratón, el toledano Julio Rey, positivo por mesterolona. Un cuadro de honor con demasiadas sombras y manchas.