Público
Público

La redención turca de Casillas

El portero vuelve a ser titular en partido oficial desde enero. El Real Madrid inicia, en el estadio del Galatasaray, un nuevo asalto a la Champions

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

238 días. Esos son los días que Iker Casillas ha tardado en sentirse parte del engranaje del Real Madrid. Son los días transcurridos desde el último partido que disputó vestido de blanco hasta hoy, fecha en la que volverá a defender la portería blanca, en lo que supondrá el debut del proyecto de Carlo Ancelotti en la Liga de Campeones. 

Desde el 23 de enero hasta el 17 de septiembre. Desde aquel minuto 16 de encuentro copero ante el Valencia, en el que una patada involuntaria de Arbeloa le fracturaba el primer metacarpiano de su mano izquierda, la vida cambió para Casillas. Ya no volvería a un solo minuto. Primero, obligado por la propia lesión. Después, por el enfrentamiento abierto con José Mourinho. Y ahora, por la decisión de Carlo Ancelotti de colocar a Diego López como portero titular en la Liga. Tan solo en la selección española Del Bosque le ha conservado el estatus perdido en el club blanco.

Por eso, todos los focos del Ali Sami Yen de Estambul se tornarán hacia el mostoleño, que casi volverá a tener las mismas sensaciones que el día de su debut. Y es que si nos remitimos solo a la competición continental, el tiempo de reaparición todavía es más amplio. El de esta noche ante el Galatasaray va a ser el primer partido que disputa desde noviembre de 2012. Fue ante el Manchester City en la fase de grupo en un choque que terminó con empate a uno y en el que se lució con una parada a bocajarro ante el Kun Agüero. 

Ancelotti ha querido desdramatizar en los últimos días la situación en la portería blanca y en la previa del encuentro dejó claro que la alternancia se dará durante toda la temporada. Sus argumentos fueron claros y concisos: 'Simplemente tengo dos porteros muy buenos, con una actitud fantástica. Diego, en mi opinión, merece jugar la Liga. Casillas, por la profesionalidad, la capacidad y la seriedad merece jugar la Champions'. El técnico blanco descartó que, pese a la inactividad, Casillas vaya a sufrir un exceso de presión, 'ya que 'tiene mucha experiencia. Lo veo tranquilo. Va a jugar un gran partido. Tiene todas las capacidades para superar la presión. No tendrá problemas'.

Más allá de la portería, el Real Madrid inicia su enésimo asalto a la Champions con un nuevo proyecto apuntalado con la llegada de Gareth Bale y con el italiano Ancelotti asumiendo los mandos en sustitución de Mourinho. En los tres años del portugués, el equipo blanco se ha instalado en las semifinales (cayendo ante el Barcelona, el Bayern  y el Borussia) pero no ha sido capaz de ofrecer a su afición la ansiada Décima Copa de Europa. 

Ancelotti quiere imprimir brillantez al juego blanco y tiene mimbres suficientes para hacerlo. Han llegado hombres de proyección como Carvajal e Illarramendi, jugadores de talento puro como Isco y el fichaje que ha roto el mercado este verano, Gareth Bale. El galés aspira a hacer suya la banda derecha y junto a Cristiano formar los dos puñales más peligrosos del fútbol mundial. Por eso, el objetivo no puede ser otro que ganar siempre dando espectáculo.

El equipo todavía está en proceso de engranaje. Las nuevas piezas tienen que encajar y los conceptos asentarse. El inicio de Liga no ha sido del todo bueno y preocupa a Ancelotti los desequilibrios que ha mostrado en defensa, como los observados en Villarreal. Por eso, considera que en una competición como la Champions y en una olla a presión como el estadio del Galasaray, el de hoy es un buen test para ver la mezcla de calidad y coraje que quiere imprimir a este Real Madrid.

Sobre el tapete alineará un once muy parecido al del sábado en la Liga. Arbeloa, recuperado, regresará al lateral izquierdo por Nacho y Bale será duda hasta última hora. Ante los amarillos jugó 60 minutos pero el cuerpo técnico quiere mimar su inserción en la dinámica del equipo. Si no entra de inicio, dará paso al argentino Di María. El resto, los mismos. Quizás, para dar más empaque defensivo al equipo, podría optar el italiano por dar entrada a Khedira en lugar de Illarramendi.

El Galatasaray es un equipo conocido que no pasa por su mejor momento. Sin embargo, en la pasada Champions ya demostró que en el ambiente infernal de su campo se crece. Ha protagonizado el peor arranque liguero de los últimos 24 años y cuenta con solo seis puntos en cuatro partidos jugados: tres empates y una victoria.

El entrenador Fatih Terim podrá contar con Selçuk Inan, que ya está recuperado de su lesión con la selección. Pero tiene a dos jugadores con molestias, el defensa Semih Kaya y el centrocampista exmadridista Hamit Altintop. En el resto del equipo siguen militando dos viejos conocidos de la Liga, Felipe Melo y Sneijder y arriba el veterano pero siempre competitivo Didier Drogba junto al ariete turco Burak Yilmaz.  

Galatasaray: Muslera, Eboue, Gökhan Zan (o Semih Kaya), Chedjou, Sabri Sarioglu (o Dany Nounke); Riera, Selçuk Inan, Melo, Sneijder, Bruma (o Burak Yilmaz); Drogba.

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Arbeloa; Illarramendi, Modric; Isco, Bale, Cristiano Ronaldo; y Benzema.

Árbitro: Mark Clattenburg (ING).

Estadio: Ali Sami Yen

Hora: 20.45.

DISPLAY CONNECTORS, SL.