Público
Público

Un regreso europeo con efeméride

El Atlético de Madrid debuta, después de once años, ante el PSV Eindhoven en el que será su partido número cincuenta en la Copa de Europa 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Atlético de Madrid alcanzará mañana los cincuenta partidos en la Copa de Europa, en su visita al PSV Eindhoven en la primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, a la que el conjunto rojiblanco llega con una media de una victoria cada dos partidos en el máximo torneo europeo.

Ya ha pasado casi medio siglo desde su debut en esa competición, el 17 de septiembre de 1958. Ese día goleó por 8-0 al Drumcondra irlandés en partido de ida de dieciseisavos de final. Joaquín Peiró, Vavá, Enrique Collar y Mendoza firmaron doblete goleador en el triunfo más amplio de la historia del Atlético en Europa.

Desde entonces, en sus 49 encuentros en el torneo, al que regresa ahora después de más de once años, el balance del equipo madrileño es positivo, con 26 triunfos, el último de ellos por 4-0 en la tercera ronda previa ante el Schalke alemán; nueve empates y catorce derrotas. Además, ha marcado 84 goles y ha recibido 48 tantos.

El Atlético ha sido un equipo fiable en la Copa de Europa, en la que, en sus seis participaciones anteriores, siempre alcanzó como mínimo los octavos, con subcampeonato incluido, su mayor logro en el torneo, en 1973-74, tras perder en el partido de desempate de la final con el Bayern Múnich en Bruselas (4-0).

En las otras cinco, llegó a las semifinales en 1958-59 (la temporada de su debut en el torneo) y 1970-71, se quedó en cuartos de final en 1977-78 y 1996-97 (la última vez que disputó la Liga de Campeones) y fue eliminado en octavos en 1966-67, además de la citada derrota en la final de 1974.

Luis Aragonés, ahora entrenador del Fenerbahce turco, es el máximo goleador del Atlético en la Copa de Europa, en la que marcó doce goles en su etapa como futbolista del equipo rojiblanco, seguido por el brasileño Vavá, con ocho; Enrique Collar, con seis; y Joaquín Peiró y el serbio Milinko Pantic, con cinco goles cada uno.