Público
Público

La reina del Himalaya

La española Pasaban, primera mujer en coronar los 14 ochomiles' tras confirmarse la trampa de Oh

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Al Himalaya no se vuelve. Cuando has venido aquí por primera vez, se queda contigo para siempre. Habita en ti como una costumbre, como un virus, siempre como una necesidad', escribió una vez Iñaki Ochoa de Olza, alpinista vasco fallecido en el Annapurna en 2008. Para Edurne Pasaban, esa cordillera es como una segunda residencia con 14 casas en las alturas. Un cordón umbilical le une a esas montañas nepalíes. Es la llamada de la naturaleza: incesante, urgente, tentadora, retadora. Tan irrechazable como para convertirse en la primera mujer en la historia en ver el mundo desde la cima de sus 14 ochomiles.

Ahora sí, es la pionera después de confirmarse la presunta trampa de la surcoreana Oh Eun-Sun en su ascensión al Kanchenjunga (8.586 metros y tercera montaña más alta). Así lo denunció la propia Edurne en su página web al reproducir una carta enviada por Elisabeth Howley, la cronista oficial de las escaladas al Himalaya. 'La Federación Coreana de Alpinismo (KAF) organizó una reunión a la que asistieron veteranos alpinistas coreanos como Park Young-Seok, Um Hung-Gil y Han Wang-Yong, que llegó unánimemente a la conclusión, de que miss Oh Eun-Sun no alcanzó la cima del Kanchenjunga en la primavera de 2009. Las fotos que apoyan su versión no fueron consideradas convincentes', le comunica la británica.

Las dudas sobre el ascenso de Oh vienen ya desde hace meses. La expedición de la coreana tomó unas fotos para probar la gesta desde un punto que señalaron como la cima del Kanchenjunga. Sin embargo, varios alpinistas que han coronado esa montaña negaron que las imágenes correspondan al punto más alto.

Semanas más tarde, el equipo coreano tuvo que rectificar en una rueda de prensa. En la segunda versión reconocieron que las fotos no estaban tomadas en la cima. El grupo consiguió el objetivo, aunque sin tomar fotos de la gesta por las malas condiciones meteorológicas. El testimonio confuso de algunos sherpas puso más en entredicho el ascenso de Oh.

No queda más que la fe y la honestidad para confirmar la conquista

No queda más que la fe y la honestidad para confirmar la conquista de una cumbre. No hay más prueba que el testimonio del alpinista. En esta carrera entre Edurne Pasaban y Oh por ser la primera mujer en hollar los ochomiles, la competencia ha sido extrema. Una carrera contra el tiempo en pos de inmortalizar a la montañera. Una gran campaña publicitaria y de márketing ha acompañado a la surcoreana en esta aventura. En dos temporadas llegó a ascender ocho ochomiles. Ya la expedición al Everestpresentó algunas contradicciones que se pasaron de largo.

'Yo he quedado todo este tiempo como una mentirosa, y ahora que se ha aclarado todo, me alegro, antes que de ser la primera, de que se sepa que siempre dije la verdad', comentó la española al conocerse la noticia.

Oh-Eun-Sun y su patrocinador principal, Black Yak, han rechazado la postura de Howley y de la Federación coreana. Algunas informaciones apuntan a que hoy darán una rueda de prensa para dar su versión sobre la controvertida ascensión al Kanchenjunga. La cronista del Himalaya es clara en su veredicto: 'Su única alternativa ahora es regresar y volver a escalar otra vez con muchas fotos evidentes'.

'Gracias a todos los que me han creído y han confiado en mí'

Edurne Pasaban (Tolosa, 1973) completó el círculo de los ochomiles el pasado 17 de mayo en el Shisha Pangma. Llegó a la cima con sus compañeros de expedición, Asier Izaguirre, Alex Txicon y Nacho Orviz, y varios miembros de otras cordadas. Veinte días antes, Oh completó la misma proeza en el Annapurna.

'Gracias a todos los que me han creído y han confiado en mí en todo este tiempo', dijo una emocionada Edurne. 'Esta noticia me ha encendido y me motiva para continuar', añadió mientras prepara un nuevo asalto, esta vez sin oxígeno, al Everest, la cima del mundo. Cuando lo conquiste de nuevo lo hará como reina absoluta del Himalaya.