Publicado: 22.09.2016 15:58 |Actualizado: 22.09.2016 15:58

"Reivindicamos que no se acuerden de los paralímpicos cada cuatro años, somos deportistas todos los días"

José Manuel Ruiz, Israel Oliver y Alberto Suárez atienden a 'Público' recién aterrizados de Río de Janeiro. Impactados por el recibimiento que han tenido, agradecen todo el apoyo pero no quieren que sus éxitos queden en el olvido hasta Tokio 2020. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
Foto de familia de la delegación paralímpica en la sede de Liberty Seguros. /J. Y.

Foto de familia de la delegación paralímpica en la sede de Liberty Seguros. /J. Y.

MADRID.- Los deportistas paralímpicos continúan recibiendo homenajes desde que aterrizaron, este miércoles por la mañana, en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid dede Río de Janeiro. Allí, les esperaban cientos de familiares, aficionados y cámaras de televisión para agasajar tanto a los medallistas como al resto de la delegación que ha competido en la cita paralímpica.

Después llegó el turno en el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad y este jueves continúan las recepciones en diferentes empresas y patrocinadores. En la de Liberty Seguros, 'Público' ha podido recoger las impresiones de tres de los deportistas que se han colgado medallas en la ciudad brasileña: José Manuel Ruiz, Israel Oliver y Alberto Suárez.



Oliver, con deficiencia visual, se ha proclamado doble campeón paralímpico en natación, en las pruebas de los 200 metros estilos y los 100 mariposa. "Nunca había logrado que sonara el himno español para mí y en Río lo he conseguido por partida doble, así que es doble orgullo y satisfacción", asegura, "encantado" del éxito logrado.

Israel Oliver: "Nunca había logrado que sonara el himno español para mí y en Río lo he conseguido por partida doble"

Este madrileño de 28 años no ha tenido tiempo para asimilar su gesta: "Todavía no estoy mentalizado y creo que hasta que no esté con mi familia los próximos días no me daré cuenta de verdad de lo que he conseguido después de estos años de trabajo y esfuerzo", confiesa. 

Un éxito tan grande que, hasta lograrlo, era "un sueño inimaginable". Además, Oliver había estrenado su palmarés particular en Atenas 2004 pero ni Pekín 2008 ni en Londres 2012 pudo subirse al podio. Por eso, se ha quitado esas espinas de un plumazo: "Lo he hecho de la mejor manera, subiendo a lo más alto en dos ocasiones".

Juan Manuel Ruiz: "Si para mí ya eran unos Juegos especiales por llevar la bandera en la inauguración, puesto la guinda con esa plata hace que estos sean unos Juegos inolvidables para mí"

Un éxito del que también puede presumir el abanderado en la ceremonia de inauguración, José Manuel Ruiz, que logró la plata paralímpica junto al resto del equipo español en tenis de mesa. "Si para mí ya eran unos Juegos especiales por llevar la bandera en la inauguración, puesto la guinda con esa plata hace que estos sean unos Juegos inolvidables para mí".

El mismo color de medalla consiguió Alberto Suárez en el maratón de Río tras un año "muy complicado en el que las lesiones me han hecho pasar por el quirófano". Por eso, para este atleta asturiano "la plata sabe a gloria".

Alberto Suárez: "El maratón de Río ha sido la prueba más dura que he corrido en mi vida. Hacía mucho calor y una humedad extrema"

Una presea conseguida, además, en una de las pruebas más exigentes de los Juegos: "Ha sido la prueba más dura que he corrido en mi vida. Hacía mucho calor y una humedad extrema. Encima, el recorrido eran cinco vueltas a ocho kilómetros por Copabacana, con el sol cascando desde las nueve de la mañana. Así que entre lo duro que es psicológicamente correr un maratón más la dureza climatológica, fue una prueba durísima, donde hubo muchos desmayos, goles de calor… Yo, por suerte, pude terminar la carrera y además entrar en ese segundo lugar".

Agradecidos por todas las muestras de apoyo

Los tres coinciden en agradecer todo el apoyo que han recibido desde la lejanía durante la competición y ahora a su llegada a España. "Nunca te das cuenta de la cantidad de gente que hay detrás de tus éxitos y es impresionante", asegura Suárez. Y Oliver va más alla: "Te hace sentir muy especial ver que la gente por fin se vuelca con el deporte paralímpico". Un apoyo que en los momentos difíciles "te levanta mucho el ánimo", incide Ruiz, que también destaca cómo hoy en día gracias a las redes sociales "sientes muy cerca el apoyo de tu gente". 

"Lo que queremos y lo que reivindicamos es que no se acuerden de los deportistas paralímpicos una vez cada cuatro años"

Pero también recuerdan que su verdadero éxito no está en las medallas, sino en el trabajo diario, invisible y anónimo. Por eso, no pueden dejar pasar la ocasión que les brinda los Juegos para reclamar más atención mediática y social. "Lo que queremos y lo que reivindicamos es que no se acuerden de los deportistas paralímpicos una vez cada cuatro años, los entrenamientos y las competiciones siguen en este paréntesis. Somos deportistas todos los días", señala José Manuel Ruiz.

¿Y Tokio 2020?

Suárez reconoce que "cada vez hay más medios de comunicación que se apuntan a la familia paralímpica" pero no se conforma con eso. "Queremos más porque cuanto más se nos vea, más repercusión vamos a tener y más se nos va a conocer".  Y lanza una queja hacia TVE: Yo estoy un poco descontento con la retransmisión de mi deporte porque ni en Londres se vio un minuto de maratón ni en Río tampoco se ha visto un solo minuto".

Ahora, lo que los tres tienen en sus cabezas es llegar a casa, abrazar a sus familias y resetear sentimientos. Después, volver a los entrenamientos con nuevas metas. Tokio 2020 ya aparece en el horizonte pero queda mucho tiempo, cuatro años ni más ni menos: "Todavía no pienso en Tokio, ahora quiero llegar a casa, descansar y después hablaré con mis entrenadores para planificar el nuevo ciclo y ver si podemos llegar a Tokio y aspirar a un resultado parecido", resume Israel Oliver.  Una duda que también le asalta a Suárez: "Yo ya tengo 38 años y mi objetivo ahora es ir año a año, todavía no me planteo esa cita de Tokio".