Público
Público

La rendija del 'lockout'

Los jugadores de la NBA sopesan aún si saltar a Europa durante el parón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El abanico de alternativas para los jugadores de la NBA mientras que el candado del cierre patronal sigue echado se abre más y más a medida que los días pasan y las opciones de una acuerdo a medio plazo parecen lejanas. Hay quien, como Chase Budinger de los Houston Rockets, ha decidido retomar su carrera como jugador de voleyplaya. A pesar de tener ofertas de equipos rusos y franceses, vuelve al deporte en el que fue considerado una de las mejores promesas del país en su época de instituto.

El base de los Washington Wizards John Wall tiene pensado volver a la Universidad para comenzar los estudios de Empresariales. La prensa local le ha dedicado algún artículo a la joven estrella para que consiga su título. Sólo jugó un año en Kentucky antes de dar el salto a la NBA. 'Para un chico que antes de los 20 años ya era millonario, no sería mala idea que tomara lecciones sobre lo que hacer con su dinero', escribía una articulista del Washington Post esta semana. Rajon Rondo, el jugador de los Celtics, también parece que sopesa la idea de hincar los codos en Kentucky.

La liga china ha prohibido la firma de jugadores con contrato en vigor

El bromista Dwight Howard señaló el curling y la cría de gallos de pelea como sus ocupaciones mientras que las luces de las canchas permanezcan apagadas.

El baloncesto, claro está, es la opción más recurrente en la que piensan los profesionales mientras se mantiene el conflicto entre patronos y jugadores. Algunos jugadores de los Philadelphia 76ers han decidido reunirse en un hotel de Los Ángeles para entrenarse unos días por su cuenta.

La opción más apetitosa es la del salto al baloncesto FIBA. Europa ya se ha quitado un competidor de encima al confirmarse que la CBA china ha prohibido la contratación temporal de jugadores de la NBA que tengan contrato en vigor. Sólo podrán jugar en la liga los que en estos momentos sean agentes libres.

De momento, Deron Williams es la única estrella que ha dado el salto

Por tanto, serán los equipos del viejo continente los que puedan tentar a las megaestrellas con una oferta mientras continúa el lockout. Ha sido Deron Williams, el base de los Nets, el primero que confirmó su llegada a Europa. Jugará en el Besiktas de Turquía por tres millones y medio de dólares con un cláusula de salida en el momento en que se desbloquee el conflicto en la liga estadounidense. La misma que aceptará Rudy Fernández en el Real Madrid, aunque su compromiso con los blancos se prolongará después de terminar su contrato con los Dallas Mavericks.

'Jugaré. No sé dónde, pero jugaré al baloncesto. Que estemos en lockout no significa que vaya a parar de jugar'. Dwyane Wade ha sido el último en mostrarse interesado por la opción de cruzar el Atlántico. Lo mismo se especula sobre Kobe Bryant y Kevin Durant. La prensa rusa ha publicado que el CSKA de Moscú estaría dispuesto a pagarle un millón de euros al mes por sus canastas.

Salvo el caso de Williams, ningún peso pesado ha decidido aún dar el paso. 'No espero que jueguen muchos NBA en la máxima competición continental. La clave está en la incertidumbre. Los mejores equipos de Europa no van a firmar jugadores por periodos indeterminados, necesitan configuraciones estables', decía hace unos días el presidente de la Euroliga Jordi Bertomeu. 'En Europa está jodido porque no quieren fichar jugadores un tiempo hasta que se levante el lock-out', reconoce el Chapu Nocioni ante la posibilidad de volver a jugar en Vitoria durante unos meses.

La Euroliga no espera la llegada masiva de profesionales

Dos aspectos más deben tenerse en cuenta ante la posibilidad de traer a estrellas a Europa. La difícil situación económica de los países con ligas más fuertes (España, Turquía o Grecia) crean dudas entre los agentes de los jugadores. Además, está el peligro de poner en riesgo un contrato garantizado en caso de una lesión grave en esa aventura.