Público
Público

Rendimiento según sea el marcador

Con resultado a favor, Honduras sabe defenderse con orden, pero si va perdiendo, se descompone

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Honduras juega con cuatro defensas en zona e intentan hacerlo en línea, pero no tienen buena sincronización y no siguen fielmente los parámetros de la línea: dos centrales, Chávez y Figueroa, y dos laterales, Mendoza por derecha e Izaguirre por izquierda, con salidas en ataque escasas y alternativas nunca los dos a la vez. Dos pivotes defensivos, Palacios y Guevara, estabilizadores del sistema y sin perder posición apenas salen y llegan en ataque. Dos centrocampistas en las bandas, Álvarez por derecha y Espinoza por izquierda, con mucho trabajo y ayuda defensiva y salidas con cierta velocidad en las contras. Un media punta, Núñez, que engancha la salida del juego y con el delantero, pero también se mete al centro a defender. Un punta que se recoge bastante, Pavón, prácticamente en su campo y que trata de entorpecer la primera línea de salida contraria.

Repliegan muy atrás, regalan todo el medio campo al contrario y esperan ser atacados, quedando todo el equipo en dos líneas más el punta metidos en su propio campo. Por tanto las distancias entre líneas son pocas cuando defienden y sólo se agrandan cuando son sorprendidos en contragolpe y sobre todo con marcador en contra ofreciendo muchas más facilidades.

Valladares fue el titular ante Chile. Es capaz de lo mejor y de lo peor. Suele conceder algún error o despiste por ser algo extravagante. Si tiene alguna duda atrás por la cercanía de algún delantero, sus saques van más en largo no arriesgando pases cortos cerca de su portería.

No existe un mecanismo preconcebido o trabajado. Dificultan las jugadas del contrario más por la acumulación de hombres atrás que por ir a presionar escalonadamente, pero tantos jugadores esperando en tan poco espacio dificulta la progresión si no se juega con precisión y velocidad.

No es un equipo muy capaz de salir desde atrás con el balón jugado y en progresión. Esto hace que prefieran jugar casi todo en largo, sólo Guevara y Palacios tienen capacidad para iniciar pausadamente buscando elaborar jugadas. Prefieren arriesgar poco atrás y jugar largo, buscar los movimientos del punta y las bandas, más el media punta.

Con balón son previsibles, no tienen mucha capacidad de darle velocidad al juego, salvo balones largos a los costados donde los medios de banda y el media punta pueden sorprender.

Con resultado a favor son muy entregados a defender con agresividad y orden. El resultado en contra les descompone bastante tácticamente, pero la entrega en los jugadores es incondicional.

Es una virtud de este grupo, donde no hay jugadores cómodos y liberados de trabajar. Su clasificación para este Mundial ha tenido que ver bastante con el nivel físico que han ofrecido.

Jugar ante España, rival que saben que es superior, les liberará de presiones. Sería normal perder, por lo que les hará tener un espíritu todavía más solidario en los esfuerzos especialmente defensivos. Atención a los pases largos repetidos buscando los costados en un partido donde estarán completamente dominados y la concentración defensiva del contrario puede bajar.

Conceden mucho espacio para la progresión del contrario. Esto a España le vendrá bien porque tiene la paciencia y la calidad de encontrar entre líneas los pases finales adecuados. Esto les puede descomponer. Ver cómo les triangulan a pesar de la proximidad de líneas les puede hacer dudar.