Público
Público

El reto de Alonso sólo está a su alcance

Ningún otro piloto puede lograr ya un pleno de podios en las últimas carreras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sólo media docena de los 728 pilotos que han accedido a la F1 han sido capaces de acometer con éxito el reto que hace una semana se marcó Fernando Alonso para ser campeón del mundo. 'Son obligatorios cinco podios en las cinco carreras que quedan', dijo. El español se quedó corto. O prefirió callarse que lo que de verdad garantiza el título, según dicta la estadística de 60 años de historia, es subirse al cajón en los seis últimos grandes premios. Tras vencer en Italia, el domingo ganó en Singapur, así que su meta es continuar subido al cajón en Japón, Corea, Brasil y Abu Dhabi. Además, ninguno de sus rivales Webber, Hamilton, Vettely Button puede ya hacer pleno.

Calculador y cerebral, sobre todo bajo presión, el español no va de farol. Ascari (1952), Clark (1963), Schumacher (2000 y 2002), el propio Alonso (2005) y Raikkonen (2007) avalan su ambiciosa apuesta. Únicamente ellos han sido capaces de finalizar entre los tres primeros en los seis últimos grandes premios de las temporadas reseñadas. Y todos se proclamaron campeones.

Curiosamente, en cuatro de esas ocasiones (Ascari, Schumacher y Raikkonen) el coche del récord era un Ferrari, otra fue el Renault pilotado por el propio Alonso y la última, el Lotus de Clark.

La marca estratosférica la posee, cómo no, Schumacher. El heptacampeón alemán arrasó en 2002 y visitó el podio en las 17 carreras (11 veces primero, cinco segundo y una tercero) de las que constaba el campeonato, una marca no igualada por nadie. Le sigue Clark, con nueve podios (siete primero, un segundo y un tercero). El inglés sólo falló en Mónaco, la primera carrera de la temporada. En 2007, Raikkonen, además de aprovechar la guerra interna de McLaren entre Alonso y Hamilton, firmó un sprint prodigioso: siete cajones postreros (tres veces primero, dos segundo y dos tercero).

'Son obligatorios cinco podios en las cinco carreras que quedan'

Por último, Ascari (siempre primero), Schumacher (cuatro primeros y dos segundos) y Alonso (uno, tres y dos) encadenaron seis podios en las citas que cerraron el curso de sus triunfales mundiales.

La importancia de ocupar uno de los puestos de honor es este año aún mayor debido al cambio de puntuación impuesto por la FIA en enero. En el tramo crucial de cualquier campeonato un abandono condena, pero en 2010 sumar 25 (1º), 18 (2º) o 15 puntos (3º) mantiene en la lucha y permite descolgar a los rivales que cometen fallos.

Alonso juega a eso. A poner nerviosos a cuatro rivales que tienen un palmarés inferior al suyo y que, en el caso de Vettely Hamilton, son más inexpertos. En su contra juega el número de motores del Ferrari. Es el único de los cinco candidatos al que no le queda un solo propulsor nuevo. Ya vivió con ello en Singapur y no le tembló el pulso.