Público
Público
EliteSport

Revista Elite Sport Las cinco principales lesiones del running y cómo prevenirlas

‘Correr es una forma de decirle a tu cuerpo que le quieres’, reza una cita anónima. Sin embargo, apuntarse a la moda sin la precaución y los conocimientos necesarios puede ser tan nocivo como quedarse los domingos tirado en el sofá.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

Una joven haciendo running.

Fascitis plantar

Se define como una inflamación en la fascia de la planta del pie, en una zona próxima al talón. La fascia es una especie de telilla que recubre los músculos y cuya principal función es amortiguar los impactos que recibe el pie durante la carrera y estabilizar el talón. En muchas ocasiones esta lesión está directamente relacionada con una mala elección del calzado. Se identifica como un fuerte dolor en el talón (calcáneo) o en la planta del pie. La solución para este tipo de molesta dolencia pasa por los masajes, el estiramiento pasivo y el fortalecimiento de la musculatura plantar y periférica.

Periostitis tibial

Conocida también como estrés tibial, se reconoce cuando aparece el dolor en la zona de las espinillas, concretamente en la zona interior de la tibia. Se hace más intenso cuando comenzamos a correr y parece remitir al entrar en calor. El impacto de la propia acción de la carrera, así como una mala postura en la técnica de carrera son sus principales desencadenantes. El remedio más socorrido para tratar el estrés tibial es la elección correcta de las zapatillas y la consulta, en su caso, a un especialista para recibir la mejor orientación respecto a la técnica.

Esguinces

Los conocidos esguinces tienen lugar cuando se produce una distensión o rotura parcial o total de los ligamentos de una articulación. En el caso que nos ocupa, el running, el más común es el esguince de tobillo. Se identifica de forma muy sencilla, por un dolor intenso –dependiendo del grado– en la articulación afectada. Se previene evitando lugares con desniveles y procurando mirar en todo momento dónde ponemos los pies en cada zancada.

Rodilla del corredor

Es una lesión localizada en la zona central o la cara externa de la rodilla. El dolor puede repercutir sobre la espinilla o la zona propia del muslo. El sobreesfuerzo, los pies planos o una mala técnica de carrera suelen ser las principales razones para que aparezca este tipo de dolencia. Requiere descanso y potenciar la zona de los gemelos, isquios, glúteos y cuádriceps.

Sobrecarga piramidal

Es la sobrecarga en el músculo piramidal, una lesión muy frecuente entre la población femenina. Se identifica un dolor nervioso parecido a la ciática y tiene su origen en las malas posturas de la vida cotidiana y en el entrenamiento excesivo que algunas personas poco adaptadas a carreras largas realizan. Su tratamiento requiere de estiramiento, correcciones posturales y sentido común en las preparaciones de las pruebas.

Revista Elite Sport para PC

Descarga la app en Google Play

Descarga la app en Apple Store