Publicado: 15.01.2016 22:58 |Actualizado: 15.01.2016 23:00

Reyes sale al rescate del Madrid

Los blancos ganan con más problemas de los previstos al Zalgiris (92-86)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El pívot del Zalgiris Ian Vougioukas, entre Felipe Reyes y Ayón. EFE/JuanJo Martín

El pívot del Zalgiris Ian Vougioukas, entre Felipe Reyes y Ayón. EFE/JuanJo Martín

MADRID.- El Real Madrid sufrió más de lo previsto para conseguir una victoria imprescindible ante un Zalgiris Kaunas que, posiblemente, sea el rival más flojo en el grupo de la muerte, y al que acabó derrotando por 92-86, en una nueva exhibición de un Felipe Reyes que anotó 24 puntos.

El Zalgiris dio la sensación de salir acoquinado ante un Real Madrid que en un visto y no visto y sin hacer nada especial se colocó 10-2 (min.3) en el marcador. Sarunas Jasikevicius en su alternativa como entrenador de Euroliga, tiró de manual para pedir tiempo muerto y abroncar a sus jugadores.

Edgaras Ulanovas fue el que mejor lo entendió y apoyado en Mantas Kalnietis fue el sosten de su equipo en el primer cuarto. La contrapartida la pusieron el mexicano Gustavo Ayón y Sergio Rodríguez, con el pívot anotando fácil y el 'Chacho' inflándose a repartir asistencias.



Con las defensas prácticamente inoperantes, el primer cuarto finalizó con un abultado 26-18. El partido dio la sensación de estar decantado aún antes de haberse iniciado y el 39-26 (min.14), con dos triples consecutivos de Felipe Reyes incluidos, contribuyó a dar la sensación de que todo el pescado estaba vendido.

El Zalgiris fue entrando en el partido, gracias a la inoperancia defensiva del Real Madrid, en la que Trey Thompkins se significó especialmente, y llegó vivo al descanso con 45-42 en el luminoso. Luca Doncic se retiró un poco antes al vestuario tras haber sufrido un aparatoso golpetazo al tratar de salvar un balón.

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, tuvo que trabajar a fondo entre el segundo y tercer cuarto para inculcar a sus jugadores la necesidad de apretar un poco en defensa para evitar sorpresas desagradables. No tuvo demasiado éxito, a tenor de lo visto, pero afortunadamente no hizo falta ninguna gesta ante un Zalgiris que, posiblemente, sea el equipo más flojo del grupo de la muerte.

El tercer cuarto fue un insulso intercambio de canastas, 54-48 (min.25), sin que el Madrid se decidiera a dar el tirón definitivo para cerrar el partido y la victoria. En los dos últimos minutos una presión en zona 2-2-1 para pasar a hombre al tercer pase del rival, desestabilizó a los lituanos que cedieron con un marcador final de 65-53.

Un triple de KC Rivers en el comienzo del último cuarto elevó la diferencia a los 15 puntos (68-53), dejando el encuentro prácticamente visto para sentencia gracias a Felipe Reyes, que volvió a sentar cátedra, a Jonas Maciulis y Ayón.

Los lituanos intentaron un nuevo acercamiento, 73-63 (min.34) y 78-73 (min.36.45), pero sus argumentos no fueron definitivos y el Real Madrid consiguió una victoria imprescindible por 92-86, que costó más de lo previsto inicialmente.

Ficha técnica:

92 - Real Madrid (26+19+20+27): Maciulis (12), Rodríguez (5), Ayón (16), Thompkins (3) y Rivers (14) -equipo inicial- Taylor (5), Reyes (24), Ndour (2), Nocioni (6), Doncic y Carroll (5).

86 - Zalgiris Kaunas (18+24+11+33): Jankunas (8), Kalnietis (9), Ulanovas (10), Sajus y Seibutis (13) -equipo inicial-, Vougioukas (9), Vene (10), Lekavicius (3), Motum (10), Hanlan (10) y Pocius (4).

Árbitros: Christos Christodoulou (GRE), Ilija Belosevic (SRB) y Tolga Sahin (ITA). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del 'Top 16', Grupo F, de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes de Madrid (Barclaycard Center) ante 10.271 espectadores.