Público
Público

El Reyno por otro clásico

Guardiola reserva a Iniesta y Alves, con molestias, mientras Maxwell viaja a París para cerrar su traspaso al PSG

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con el escudo de campeón del mundo luciendo ya en su camiseta, y todos los grandes premios recogidos, el Barcelona comparece esta noche (22.00 horas) en el Reyno de Navarra para zanjar la eliminatoria de octavos ante Osasuna y acudir así al encuentro del Madrid en los cuartos de la Copa. Cuentan para ello los azulgrana con cuatro preciosos goles de renta de la ida y la determinación de utilizar el estadio pamplonés como laboratorio para evaluar sus mermadas prestaciones fuera de casa. Nadie ha logrado arrancar un triunfo del Reyno este curso cinco victorias y cuatro empates, de modo que la prueba adquiere cierta relevancia.

Aunque Osasuna cuenta con siete bajas por lesión y José Luis Mendilibar apela a la niebla para voltear la eliminatoria 'Sólo si se quedan por el camino podríamos pasar', bromeó el técnico vasco tras convocar a seis jugadores del filial, Pep Guardiola esgrime su habitual prudencia 'Pinta bien, pero la Copa es muy especial y sólo hay que ver lo que sufrimos con el Betis el año pasado y lo que le pasó a la Real en Mallorca' y no esconde sus temores. 'El Reyno es un campo especialmente difícil, por sus dimensiones, por el frío y por la manera de jugar de Osasuna', razonó ayer el técnico del Barça.

La ventaja, sin embargo, le permite reservar a Iniesta sufrió un golpe en el tobillo ante el Espanyol y a Alves, con molestias en el sóleo. Keita ya está convocado con Mali y Maxwellviajó ayer a París para cerrar su traspaso con el PSG por unos cuatro millones de euros. El Barça pagó por él cuatro y medio. 'Nos dijo que tenía esa oferta y que le gustaría aceptarla. Entiendo su situación y le agradezco todo lo que nos dio', explicó Guardiola. 'Su primer año fue espectacular; en el segundo, el pubis lo dejó fuera asiduamente y, el pasado, también tuvo muchas molestias', recordó.

No le preocupa a Guardiola contar con una plantilla justa, pero sí la escasa eficacia de su equipo lejos del Camp Nou, en la Liga, al margen de fallos arbitrales. '¿Qué gano quejándome de los árbitros? ¿Me dan los puntos? Ganar o perder es responsabilidad nuestra; tendremos que hacerlo mejor', argumentó el técnico del Bar-ça, cuestionado por los puntos perdidos por posibles errores arbitrales. 'Fuera de casa, ahora no tenemos números para ser campeones', convino el técnico del Barça. 'Si estamos cinco puntos por debajo del Madrid es porque ellos han sido mejores que nosotros. Su solvencia nos obliga a hacer puntos fuera', prosiguió.

Satisfecho en general con el juego desplegado por su equipo fuera de casa 'Menos la primera parte ante el Valencia y diez minutos del primer tiempo ante el Espanyol, en el resto de partidos fuimos mejores que el rival', Guardiola exige de sus jugadores más afán por golear en las salidas. 'Tenemos que ser más ambiciosos y tener el comportamiento de seguir marcando que tenemos en el Camp Nou y no tanto fuera de casa', recetó el técnico del Barça. 'Pero hay tiempo: quedan 63 puntos por disputar y los lucharemos hasta el final', advirtió. La mala racha azulgrana ha coincidido también con la ausencia de Tito Vilanova, a quien Guardiola sigue echando de menos, y no sólo en lo sentimental.