Publicado: 16.12.2015 14:24 |Actualizado: 16.12.2015 14:24

River, finalista con fortuna y gracias a su portero

Los argentinos vencen in extremis y con muchos apuros al Sanfrecce Hiroshima (0-1) gracias a un tanto de Alario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Alario celebra con sus compañeros el gol al Hiroshima. REUTERS/Toru Hanai

Alario celebra con sus compañeros el gol al Hiroshima. REUTERS/Toru Hanai

El CA River Plate ha logrado con más sufrimiento de lo esperado el billete para la final del Mundial de Clubes al ganar al equipo anfitrión del Sanfrecce Hiroshima (0-1), en un partido en el que los japoneses llevaron la iniciativa y pusieron en serios apuros a unos 'Millonarios' que lograron el gol en una acción aislada y vieron cómo su portero Barovero les salvó en varias ocasiones de ser eliminados.

Finalmente, los argentinos lograron el triunfo y el pase a la final pero con mucho más sufrimiento de lo esperado. A priori eran superiores al Hiroshima pero la realidad es que el equipo japonés estuvo mejor en el global del partido y dispuso de tras grandes ocasiones para marcar, desbaratadas todas por un Barovero excepcional en la primera parte.

Pese a ello, River mejoró en el aspecto defensivo en la segunda parte y tuvo más control del partido. Además, el gol de Alario en el minuto 72 lo cambió todo, y a los nipones les costó llevar la iniciativa e irse arriba, acostumbrados a encerrarse atrás y a salir a la contra. Fue un gol aislado de River, pero de vital importancia pues ya esperan a Barça o a Guangzhou para la disputa de este título intercontinental.



Dejó muy buenas sensaciones Hiroshima, pero no tuvieron premio para ellas. Ya en el descuento tuvo Shiotani el empate con un disparo lejano, y ahí volvió a aparecer Barovero, sin duda el héroe de River aunque el autor del gol, Alario, será quien pase a la historia estadística, pues él supo estar en el lugar idóneo para marcar y para evitar una sorpresa mayúscula. Y eso que Asano, de cabeza, tuvo una última para llevar el choque a la prórroga.

En el minuto 72, cuando River seguía pasándolo mal y no encontraba la manera de irse arriba, llegó el gol que lo cambió todo. Un gol afortunado para River Plate en acción a balón parado y tras un error del portero de Hiroshima. El saque de falta no lo llegó a rechazar el portero nipón, y Alario luchó por rematar bien el balón procedente del toque de Sánchez para enviarlo al fondo de la red.

Si hasta ese momento Barovero era el nombre más comentado de River, Alario logró cambiar el rumbo del choque. Antes, el guardameta de River sacó un gran disparo a Chajima y, todavía más complicado, sacó unas manos providenciales a disparo a bocajarro dentro del área pequeña de Minagawa. Hiroshima tuvo tres ocasiones muy claras para marcar, además de un pase que no encontró rematador con Barovero ya superado.

Intentó cambiar esta dinámica en el descanso el técnico de River, Marcelo Gallardo, y pareció lograrlo. El delantero Mora tuvo la primera oportunidad clara para los argentinos en el '48 cuando recogió un pase atrás para empalmar un balón que se fue alto. Fue un primer aviso, como un centro-chut de Mercado que atajó bien Hayashi. Pero su error posterior en el gol le hundió igual que a su equipo.

Ficha técnica:

0 - Sanfrecce Hiroshima: Hayashi; Shiotani, Chiba, Sasaki; Aoyama, Morisaki, Chajima (Sato, m.76), Shimizu, Kashiwa (Mikic, m.60); Douglas y Minagawa (Asano, m.67).

1 - River Plate: Barovero; Mercado (Mayada, m.85), Maidana, Balanta, Vangioni; Sánchez, Kranevitter, Ponzio (Luis González, m.56); Pisculichi (Viudez, m.63), Mora y Alario.

Gol: 0-1: Alario, m.72.

Árbitro: Jonas Eriksson (SUE). Amonestó a Chiba, Kashiwa, Mercado, Balanta, Shiotani y Morisaki.

Incidencias: Partido de semifinales del Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2015 disputado en el Estadio Nagai de Osaka ante unos 16.000 espectadores y con césped en buen estado.