Público
Público

Robben obliga a cambiar los planes

No juega el holandés de cristal y Bendtner todavía es duda. Van Persie: "Debemos alcanzar al menos las semifinales"  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pendientes de Robben. Como en los tiempos dorados de Cruyff, la orange, esa selección siempre respetada, parece depender de un solo hombre. Robbendependiente, así se muestra Holanda en este Mundial. Todo indica que el extremo, de 26 años, no podrá jugar hoy. Una rotura que sufrió en el muslo izquierdo hace una semana no se ha curado aún, a pesar del plan acelerado bajo la dirección de su recuperador particular, Dick van Toorn.

Los holandeses fueron los primeros europeos que se ganaron el pasaporte para Suráfrica. Hace dos años, en la pasada Eurocopa, gustaron mucho en primera fase, se postularon como favoritos y cayeron desplomados en cuartos ante Rusia. Holanda debuta hoy ante Dinamarca con el sueño de resucitar aquella naranja mecánica de 1974.

Robben ha cuajado un gran año: subcampeón en la Champions con el Bayern y campeón de la Bundesliga. Muchos goles y de calidad. Más de uno se ha tirado de los pelos este año en el Bernabéu por dejarle salir. Pero la realidad es que el extremo uno de los mejores regateadores del mundo sigue siendo un deportista de vidrio, un hombre con fibras musculares que se rompen con demasiada frecuencia en los esfuerzos de máxima intensidad. El reciente amistoso contra Hungría terminó en drama: toda la nación lamenta hoy su ausencia.

Bert van Marwijk cuenta con un buen naipe en la manga para suplir a Robben. Van der Vaart es un suplente de oro que no se arrugó este año en el Madrid cuando fue requerido ante la baja forma de Kaká.

Holanda tiene fondo de armario suficiente. Planteará el partido con Van Persie en punta apoyado por Kuyt. Una dupla soportada detrás por Sneijder. Calidad por todas partes. Pero una calidad que obliga a ganar. Lo resumía el propio Van Persie: 'Al menos debemos alcanzar las semifinales. Es un deber. Basta con mirar nuestros 23 jugadores y los clubes en los que juegan.'

El problema de Dinamarca se llama Bendtner. Su gran estrella delantero del Arsenal está apagada: no termina de recuperarse de una lesión inguinal y es duda. Tomasson, ex del Villarreal de 33 años, deberá asumir la responsabilidad del ataque.