Público
Público

La Roja se enfrenta a su ronda maldita

España nunca ha superado los cuartos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los cuartos son la ronda maldita, el límite habitual de la selección española en los Mundiales. Sólo en el de 1950 en Chile La Roja consiguió colarse entre los cuatro mejores del mundo, pero en aquella ocasión no existía una eliminatoria en la antepenúltima ronda, sino una liguilla que daba acceso a una última fase entre cuatro equipos.

En el resto de intentos en los cuartos del Mundial todo fueron fracasos. La primera se remonta al año 1934, en Italia. La Roja había superado a Brasil en octavos, pero en cuartos se enfrentaba a la anfitriona, que tenía que ganar casi por obligación. España empató (1-1) y, en ausencia de prórroga, se repitió el partido. Italia se lo llevó con un gol de Meazza y terminó campeona.

Pasaron muchos años antes de que España volviese a los cuartos de final. Después de varios fracasos sonados en México 1986 se plantó en la ronda fatídica contra Bélgica. La Roja era favorita después de avasallar a Dinamarca, pero Pfaff detuvo a Eloy un penalti en la tanda y España se despidió del campeonato.

Ocho años más tarde, en Estados Unidos, la selección volvía a los cuartos. El verdugo fue Italia con un gol de Baggio en el 87, después de que Tassotti le rompiese la nariz a Luis Enrique. España pudo fulminar sus fantasmas de la antepenúltima ronda, pero una vez más se quedó a las puertas.

Por último, en 2002 volvía a ser favorita. Los cuartos se jugaban contra Corea, un equipo que sólo tenía a favor ser el anfitrión. España lo intentó todo, pero la falta de puntería y la mano del árbitro mantuvieron el empate a cero. La Roja cayó en los penaltis.