Público
Público

La Roja se planta en junio

España golea a Liechtenstein y ata su clasificación, a falta de dos jornadas, para la fase final de Ucrania y Polonia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tardó un tercio del partido en abrir la puerta, pero luego se pegó un homenaje. España ya sabe con seguridad que tendrá trabajo en junio, que podrá defender en la fase final de Ucrania y Polonia su vigente corona de campeón de Europa. Con dos jornadas aún por delante para el cierre de su grupo, con mucha más holgura que en otros tiempos, La Roja dejó zanjado su futuro. Como no hubo adversario enfrente, ni se vio nuevamente apretada ni despejó las dudas que unos cuantos amistosos comprometidos habían depositado sobre su actitud, sus alineaciones y su juego. No era una fecha para la observación y el análisis, no cabían. Sólo había espacio para las cuentas, los goles y el disfrute. Liechtenstein no daba para discutir nada.

Quizás por eso, por la comodidad de la cita, Del Bosque estuvo generoso con los sospechosos. Ni castigó el comportamiento de los camorristas ante Chile ni la floja actuación de los más señalados entonces. A todos ellos los protegió con una nueva foto dentro del once. El seleccionador, por ejemplo, se apiadó de Arbeloa y Albiol. Pese a los errores del viernes, como respuesta a los reproches, el técnico les regaló otra tarde en el equipo. Esta vez frente a un ataque de plástico y sin complicaciones a la vista. Sólo Javi Martínez dejó su sitio en el centro de la zaga a Busquets, una especie de enroque del técnico, que insiste en llenar la defensa de jugadores que no lo son.

Dos goles de Negredo y Villa y uno de Xavi y Sergio Ramos

Salvo dos fugaces visitas visitantes por las inmediaciones de Casillas, el partido vivió entero en la otra punta del campo, en el ataque español. Durante media hora, La Roja intentó agujerear por abajo a la débil Liechtenstein, bien recogidita al borde del área con dos líneas muy juntas. Pero sin éxito. Hasta que a Xavi se le ocurrió probar con globos a la espalda de los zagueros y se acabaron las bromas. Negredo entendió el mensaje, descorchó la botella y se acabó el partido. Por cualquier vía, ya no hubo más guión que posesiones, remates y alardes de La Roja. Y goles, que fueron cayendo por su propio peso. Sin estrés.

Con el marcador y la clasificación resuelta, Del Bosque se dedicó a la diplomacia y a zanjar algunos asuntos laterales. Concedió el descanso de turno a Xavi (por Cesc). Candó para siempre la presencia de Thiago con La Roja (al ser la de ayer una cita oficial, ya no podrá hacerlo con Brasil), aunque haciéndole jugar de lateral para darle un respiro a Ramos. Y por último cumplió con Logroño entregándole durante la última media hora al jugador de la tierra (Llorente saltó entre ovaciones por Negredo). Así que el técnico sólo se dejó una cuestión pendiente, el estreno de Domínguez. El reloj sigue corriendo: serán al menos tres años y ocho meses ya sin uno del Atlético jugando en la selección.


España: Casillas; Ramos (Thiago, m. 55), Busquets, Albiol, Arbeloa; Xavi (Cesc, m. 46), Xabi Alonso, Iniesta; Mata, Negredo (Llorente, m. 61) y Villa.

Liechtenstein: Jehle; Ritzberger, Martin Stocklasa, Michael Stocklasa, Rechsteiner; Beck (Hanselmann, m. 88), Büchel (Kieber, m. 81), Frick, Wieser (N. Hasler, m. 72), Burgmeier; y D. Hasler.

Goles: 1-0. M. 33. Negredo baja con el pecho un pase preciso de Xavi y volea a la red con la zurda. 2-0. M. 37. Negredo ajusta con la izquierda tras un pase de tacón de Villa, que recibe en fuera de juego de Iniesta. 3-0. M. 44. Xavi, de falta directa. 4-0. M. 51. Ramos, con la izquierda, tras un balón colgado de Iniesta que peina Negredo. 5-0. M. 59. Villa, de zurdazo desde el centro del área, a pase de Mata. 6-0. M. 79. Villa remata un falta botada por Xabi.

Árbitro: Lechner (Austria).Amarilla a Burgmeier. Nuevo Las Gaunas: 17.000 espectadores.