Público
Público

La Roja contra La Roja

España se juega ante Chile, sin perder de vista a Suiza, volverse antes de tiempo del Mundial que contaba con ganar. La selección, obligada a recuperar su identidad y su seguridad con la pelota para seguir con vida  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España se juega las maletas. Volver a casa antes de tiempo del Mundial que contaba con ganar, que se adjudicaba sin demasiada discusión desde dentro y desde fuera. Recoger o quedarse. Nunca contempló llegar al tercer partido de la primera fase así, con tantas apreturas, obligado a jugarse el pase a todo o nada con Chile y sin dejar de mirar de soslayo al duelo que cruza a Suiza con Honduras. La selección, al menos, depende de sí misma. Con vencer, sigue con vida. Y no parece una empresa difícil para la que no lleva haciendo otra cosa desde hace dos años (27 triunfos de los últimos 29). Pero llega con un punto de congestión y dudas en su juego que de repente han desatado la incertidumbre.

La Roja se mide a La Roja, a la verdadera, a la pionera. A Chile, que fue la primera selección que se bautizó con el color de su camiseta. Y no es el mejor de los contrincantes para jugarse la vida. No lo es por mucho que, en el antecedente de Vila-real de hace dos años, España superara los contratiempos con una victoria convincente y holgada. No lo es porque ahora es un equipo conjuntado y fortalecido, competitivo y agresivo, que no se arruga nunca. Y que juega siempre para ganar. Lleva seis puntos de seis. Y, sin embargo, también se puede quedar fuera.

Iniesta, ya sano, vuelve al equipo en detrimento de Navas

No es el mejor de los contrincantes, sobre todo por su entrenador, Marcelo Bielsa, el hombre que ha revalorizado Chile. A estas horas, el argentino quizás no haya visto una sola actuación de España. No lo necesita. Pero se la sabrá de memoria.

La habrá metido en los 12 minutos de vídeo donde encierra a todos los equipos (así ganó en la fase de clasificación, sin ver ningún partido de ellos, a Brasil y Argentina) y ya tendrá ordenadamente esparcidos sobre la mesa sus virtudes y sus defectos. La habrá pasado por el test de las 86 situaciones diferentes en las que ha conseguido reducir el fútbol y tendrá convencidos a sus jugadores para que no den un paso atrás.

La Roja se mide también a La Roja. España se enfrenta a sí misma. A esos fantasmas que la han reducido en el peor momento, cuando nadie la discutía y se había acostumbrado a volar por los partidos. Pero en Suráfrica no ha sido todavía España. Ni ante Suiza, donde se cosió al toque para nada, para jugar en horizontal, sin velocidad, agresividad y profundidad. Ni ante Honduras, donde se alejó del modelo para incorporar la prisa, los balones cruzados y la invasión por las bandas. Ganó, pero tampoco convenció.

España ya no es temida ni elogiada. Incluso Maradona se permite provocarla con comentarios jocosos: 'Con las porterías de costado, España ganaría 10-1'. Del Bosque no se mordió ayer la respuesta: 'Jugando a lo ancho, hemos ganado 27 de 28 partidos'. España necesita recuperar el crédito y la confianza, reconocerse ganadora y autoritaria con la pelota .

Del Bosque medita dar entrada a Arbeloa para sujetar a Sánchez

Todos los jugadores insisten en que la posesión es su secreto, el fútbol de toque y combinaciones. Todos, unos con menos rotundidad que otros, declaran que no se ha cambiado tanto de un partido a otro, que la filosofía es la misma. Más allá de la discusión semántica del asunto, da la sensación de que España volverá un poco al toque gracias a la vuelta de Iniesta al equipo, por la derecha, su lado malo, y la salida de Navas.

Del Bosque no se moverá de su baza de los dos medios defensivos, Busquets y Xabi un poco por delante, ante ese rival valiente, que presiona arriba y explota los costados. Tampoco renunciará a los dos puntas, Torres y Villa, escorado a la izquierda. Pero sí medita dar entrada a Arbeloa por Capdevila para frenar a Alexis Sánchez. Suazo no estará.

Ganar a Chile para no depender de Honduras

Es primera si...
Gana a Chile por la misma diferencia que suiza
Si España gana y Suiza empata, pierde o, en caso de victoria, su diferencia de goles con Honduras es igual o menor que la de La Roja contra Chile.

Es segunda si...
- Gana a Chile, pero suiza gana por más goles
Si La Roja gana, pero Suiza lo hace ante Honduras por una diferencia mayor de goles, la selección se vería en octavos con el primero del grupo G, ahora mismo Brasil.
- Empata contra Chile Y Suiza no gana a Honduras
Si España empata y Suiza no gana, pasaría Chile como primera de grupo, con 7 puntos, y España segunda, con 4. Mientras que si Suiza empata, caería eliminada por la diferencia de goles general.

Eliminada si...
- Pierde ante Chile y Suiza gana o empata con Honduras
Una derrota ante Chile y un empate de Suiza deja a España fuera del Mundial.
- Pierde y honduras gana a Suiza por al menos tres goles
Si España pierde y Honduras gana a Suiza, se produciría un triple empate a tres puntos y se iría a la diferencia de goles. La de España, al perder, sería de 0 y la de Suiza, de -1. De este modo, Honduras necesita ganar por una diferencia de tres goles a Suiza.