Público
Público

Ronaldo, a cuerpo de rey en el Corinthinas

El brasileño, presentado a lo grande en Sao Paulo, advierte de que todavía no está muerto para el fútbol cuando hace unos meses se planteaba la retirada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El delantero brasileño Ronaldo ha sido presentado hoy como nuevo jugador del Corinthians en un acto celebrado en la sala de prensa del club paulista y en la que el jugador afirmó tener cuerda para rato en el mundo del fútbol. Ronaldo explicó que su fichaje supone para él 'un desafío enorme' y que tendrá 'toda la fe para vencer ese desafío. Sé que mi retorno no será fácil, pero por el Corinthians lo voy a conseguir'.

Inactivo desde el pasado mes de febrero, cuando sufrió una grave lesión en su rodilla izquierda en un partido de la liga italiana que a punto estuvo de poner fin a su carrera, Ronaldo aseguró que ya pasó por situaciones similares a lo largo de su trayectoria. 'No morí para el mundo del balón, pero debo demostrarlo en la cancha. Ya superé varios obstáculos difíciles, así que espero poder hacerlo ahora también', indicó.

El jugador, de 32 años, se mostró 'muy feliz por ser uno más en esta banda de locos' (la afición corinthiana, conocida como 'la fiel', se define así misma como banda de locos). Su fichaje ha generado una enorme ilusión en los aficionados del club, quienes hoy agotaron las 6.000 entradas que se pusieron a la venta en el Parque de San Jorge a cambio de un alimento que será enviado al estado de Santa Catarina (devastado recientemente por fuertes lluvias), para ver el jugador con su nueva camiseta por primera vez.

Tras haber abandonado su país hace catorce años para militar en el PSV Eindhoven, Barcelona, Inter de Milán, Real Madrid y Milán, para Ronaldo 'es un gusto volver a jugar en Brasil. Solamente lo hice en el Cruzeiro y ahora es una gran oportunidad, ante una increíble torcida como la que tiene este club'.

El campeón del mundo en 1994 y 2002 es consciente de que será observado con lupa por todo el mundo, incluso sus compañeros, aunque no teme que su contratación genere celos dentro del vestuario por su alto salario. 'No tuve problemas de celos en ningún equipo, pero soy un jugador con los mismos derechos y deberes que los otros, sin ningún privilegio y voy a intentar siempre ser lo que siempre fui', dijo.