Publicado: 01.11.2015 23:28 |Actualizado: 01.11.2015 23:28

Rosberg convierte el GP de México en otro trámite de Mercedes

Su victoria en México confirma, una vez más, el abrumador dominio de la marca alemana. Enésimo fiasco de Fernando Alonso, que abandonó en la primera vuelta.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Nico Rosberg celebra su triunfo. / EFE

Nico Rosberg celebra su triunfo. / EFE

MÉXICO.— El alemán Nico Rosberg (Mercedes) dio este domingo un gran paso hacia el subcampeonato al imponerse este domingo en el Gran Premio de México, decimoséptima cita del Mundial de Fórmula Uno, disputado en el Autódromo Hermanos Rodríguez, en el que acabó por delante de su compañero de equipo y ya campeón, el británico Lewis Hamilton.

Nico Rosberg, que arrancó desde la 'pole', logró la duodécima victoria de su carrera en la Fórmula Uno y la cuarta de la presente temporada, en la que pelea por el subcampeonato del mundo con su compatriota Sebastian Vettel (Ferrari), que cedió parte de sus opciones ya que no pudo acabar una carrera en la que le pasó de todo. El podio lo completó el finlandés Valtteri Bottas (Williams).



Tras ellos acabaron, dentro de la zona de puntos, los dos pilotos de Red Bull, el ruso Daniil Kvyat y el australiano Daniel Ricciardo; el brasileño Felipe Massa (Williams), los dos hombres de Force India, el alemán Nico Hülkenberg y el ídolo local, el mexicano Sergio Pérez; el holandés Max Verstappen (Toro Rosso) y el francés Romain Grosjean (Lotus).

El venezolano Pastor Maldonado (Lotus) acabó en la undécima plaza, a un paso de los puntos, mientras que el español Carlos Sainz (Toro Rosso) fue decimotercero. Su compatriota Fernando Alonso (McLaren-Honda) tuvo que retirarse tras completar la primera vuelta por una avería eléctrica en su monoplaza.

Nico Rosberg, que sucede en el historial de la carrera mexicana al ganador en 1992, el británico Nigel Mansell, recuperó la segunda plaza en la general del campeonato, en el que suma 272 puntos, ahora 21 por delante de Vettel. Hamilton, ya campeón por tercera vez en su carrera desde hace una semana, acumula unos inalcanzables 345.

El germano de Mercedes controló la carrera desde el comienzo y llegó a disponer de alrededor de cinco segundos de margen sobre Hamilton. Su victoria sólo se vio comprometida en el tramo final, en el que el pelotón perseguidor, con Hamilton a la cabeza, se reagrupó a falta de trece vueltas por la intervención del coche de seguridad a causa del accidente que puso fin a la carrera del tetracampeón Sebastian Vettel. Pese a todo, Rosberg supo aguantar el tipo hasta que vio la bandera a cuadros.

Hubo un momento de tirantez en el equipo Mercedes cuando éste optó por aplicar un 'plan B' para que mantener el primer puesto de Rosberg. Para ello adelantaron la segunda parada de ambos pilotos, algo que no gustó a Hamilton

Hubo un momento de tirantez en el equipo Mercedes cuando éste optó por aplicar un 'plan B' para que mantener el primer puesto de Rosberg. Para ello adelantaron la segunda parada de ambos pilotos, algo que no gustó a Hamilton.

Sebastian Vettel tuvo una carrera muy complicada que acabó antes de los que él hubiera deseado. Nada más comenzar tuvo un pinchazo al tocarse con Ricciardo que le obligó a pasar por los garajes. después, en su intento por recuperar posiciones, hizo un trompo que dejó maltrechos los neumáticos de su bólido.

Pese a las dificultades para pilotar el coche, Vettel siguió atacando, y en su intento por acabar los más arriba posible acabó saliéndose de la pista e impactando contra las protecciones. También tuvo que retirarse su compañero, el finlandés Kimi Raikkonen.

Ante su animosa hinchada, Sergio Pérez luchó hasta le extenuación por brindar un buen espectáculo. Salió noveno y acabó octavo para cumplir su promesa de puntuar en el regreso del gran premio de su país al Mundial 23 años después.

Carlos Sainz no pudo lograr su objetivo de entrar en la zona de puntos y acabó decimotercero. Su ritmo se acabó tras el último cambio de neumáticos, en el que de golpe empezó a ceder entre uno y dos segundos por vuelta. "El último 'stint' ha sido un desastre comparado con los dos anteriores", explicó el madrileño.

Otro fiasco

Fernando Alonso tuvo que retirarse tras completar la primera vuelta. Poco después de darse la salida, Alonso comunicó por radio a su equipo un problema en su Mclaren-Honda, que no tenía potencia, y acto seguido se dirigió a los garajes para abandonar la carrera.

El propio piloto español explicó, nada más bajarse del coche y abandonar el garaje: "Teníamos un problema eléctrico desde el sábado y no hemos tenido tiempo para solucionarlo".

"La cuestión era salir a la carrera o no hacerlo, pero lo hemos hecho por respeto a los aficionados. En la primera vuelta hemos ganado cuatro o cinco plazas, pero luego ya no teníamos potencia", agregó.

El Mundial se reanuda el fin de semana del 13 al 15 de noviembre con el Gran Premio de Brasil, en el Autódromo José Carlos Pace de Interlagos, en Sao Paulo.