Público
Público

Rudisha acaba con la era Kipketer

1:41.09, nuevo récord de 800 m.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El medio fondo vivió un día histórico en Berlín. Allá por el verano de 1997, el keniata Wilson Kipketer establecía una nueva plusmarca mundial de los 800 metros (1:41.11) en la reunión de Colonia. A sólo dos días de cumplirse el decimotercer aniversario de tal hazaña, otro keniata, David Rudisha, de nuevo en Alemania, rebajó el crono de Kipketer en dos centésimas (1:41.09). 'Sabía que era mi día. Antes de la carrera no quería hablar del récord pero sabía que podía hacerlo', dijo el nuevo plusmarquista mundial, al mismo tiempo que agradecía la colaboración de la liebre: 'Le pedí que corriera la primera vuelta en menos de 49 segundos e hizo un gran trabajo'. El ritmo fue diabólico, como requería la hazaña.

A pesar de ser sólo semifinalista en los Campeonatos del Mundo de 2009, el joven Rudisha (21 años) ya había avisado el mes pasado en Bélgica con una marca de 1:41.51. Olfateaba el legendario registro de Kipketer. Acabó con las especulaciones y confirmó su candidatura a nuevo rey del medio fondo. Termina la era Kipketer, comienza la era Rudisha. El nuevo monarca de los 800 se convierte en plusmarquista mundial a una edad cinco años menor que la de su predecesor, quien alcanzó el trono a los 26.

La prueba de 800 fue la protagonista en Berlín. La estelar actuación de Rudisha vino acompañada por la reaparición de Caster Semenya, quien disputaba su primera gran prueba tras los Mundiales de 2009. Una vez apagada la polémica sobre su sexualidad y aprobada su feminidad por la IAAF, Semenya volvió a reinar en Berlín, la ciudad que la vio proclamarse campeona del mundo hace un año. Lo hizo rebajando la barrera de los dos minutos (1:59.90) y lanzando el mensaje a sus rivales de que su maquinaria está engrasada casi un año después. 'No he pensado mucho en lo que ocurrió después de mi medalla de oro. Mi objetivo era bajar de los dos minutos y lo he conseguido, estoy contenta con mi progresión', afirmó la surafricana tras la carrera.

La reunión de Berlín también corroboró el gran momento de forma del campeón de Europa de los 1.500 metros. Arturo Casado hizo su mejor marca personal (3:32.70), aunque terminó cuarto por detrás de los africanos Kiplagat (3:30.61), Gebremedhin y Choge. Álvaro Fernández sólo pudo ser décimo de esta vertiginosa carrera con 3:37.13.