Público
Público

Rudy se hace necesario

El Barça derrotó al Prokop polaco y suma dos victorias. El Bilbao perdió en Nancy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ibaka, el jugador de Playstation, según lo definió Pablo Laso, debutó con el Real Madrid en el segundo cuarto. Los blancos navegaban con problemas (14-18 en contra al final del primer cuarto) ante un Armani Milán que se apoyaba en el acierto de Gallinari. Pero la presencia del congoleño fue efímera. Apenas estuvo tres minutos en cancha, quizá por su presentación oficial prevista para hoy.

Carroll, que terminaría sumando 21 puntos, funcionó bien durante todo el choque. El escolta de Wyoming, quien encestó tres triples de tres en la primera mitad del partido, era el alma de los madridistas mientras Armani intentaba descoser a los merengues antes del descanso (36-39).

La apoteosis de los italianos llegó en la primera mitad del tercer cuarto, con un parcial de 13-0 que derrumbaba la moral de los blancos. Sólo Rudy parecía con capacidad para contrarrestar el aluvión de los de Scariolo, que encestaban todo con un Nicholas (máximo anotador del choque con 24 puntos) enchufado al partido. Pero el Madrid, que dominó los rebotes, se rehizo. Rudy sacó todo su liderazgo y Llullla batuta. El base encestaba triples y sabía leer las jugadas con sabiduría y anticipación. El tercer cuarto terminó con remontada (63-62) y el partido abierto de par en par.

Los minutos finales fueron propiedad del Madrid. Se entendió a la perfección la pareja Rudy-Carroll, que promete mucho para esta temporada. Tras la victoria (85-78), el Madrid se convierte en el único equipo invicto en el grupo C. '¡Rudy, quédate!', fue el grito que atronaba en la Caja Mágica tras el partido.

El Barcelona enterró con rapidez todas las aspiraciones del Prokom. Los polacos, dominados desde el principio por el juego de los de Xavi Pascual, confiaron todo su juego a Lafayette, un alero bajo que anotó 15 puntos. Pero el estadounidense no fue suficiente para desmontar la eficacia de hombres como Lorbek (20 puntos) o Navarro (14). El Barça ganó (88-61) y sigue caminando en Euroliga con un balance perfecto: dos partidos, dos victorias.

En Nancy, el Bilbao, que tuvo como mejor hombre a Banic, cayó (87-73). Los franceses apenas necesitaron a Nicolas Batum, que estuvo omnipresente y sumó 26 puntos. Los vascos apostaron en exceso por los triples y sólo encestaron 5 de 19. Una victoria y una derrota es su balance actual.