Publicado: 08.05.2015 22:42 |Actualizado: 09.05.2015 08:00

Rulli: "En el fútbol no existen los héroes, sólo en los dibujos animados"

ENTREVISTA AL PORTERO DE LA REAL SOCIEDAD. Cruzó el charco desde el Río de La Plata a la Concha. Se niega, a sus 22 años, a dejar de hacer la compra: "Es como si me negase a pagar las facturas”. Esta tarde (18 horas, Camp Nou) tendrá
una tarea más complicada, intentar parar al tridente del Barça

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Gerónimo Rulli despeja un balón ante Luis Suárez en el partido de ida entre el Barcelona y la Real Sociedad en Anoeta.

Gerónimo Rulli despeja un balón ante Luis Suárez en el partido de ida entre el Barcelona y la Real Sociedad en Anoeta.

MADRID.- Su lenguaje está alineado con la madurez. Quizá por encima de su edad y hasta de su biografía. A los 22 años, Gerónimo Rulli (La Plata, Argentina, 1992) no sólo ha cruzado el charco. También se ha convertido en el portero de la selección argentina, donde acepta toda esa responsabilidad. “Los héroes están en los dibujos animados, no en el fútbol”. Al fondo quedan aquellos 588 minutos imbatido que Rulli duró en la portería de Estudiantes de la Plata, el equipo de su vida, en el que aplicó las primeras diferencias. “Mi padre era uno de los entrenadores de las categorías inferiores, pero gracias a Dios nunca fue mi entrenador”. 

Hoy, juega en la Real Sociedad, despierta junto al mar, al lado de la playa de La Concha, y no se cansa de adorar lo que hace. “Si me dejasen elegir el contrato de mi vida, duraría hasta los 65 años debajo de la portería, pero me conformo con llegar hasta los 37. Serían 20 de carrera y ya está bien”.



Valdano dice que “en la sociedad actual no hay más héroes que los deportistas”. ¿Es usted uno de esos héroes?
¿Héroe yo? No, no, pero ni yo ni ningún futbolista. Al menos, en el fútbol que conozco no existen los héroes; los héroes están en los dibujos animados, pero entre nosotros, los futbolistas, a lo sumo, hay ídolos, que ya es suficiente.

¿Y en que se diferencian los ídolos de los dibujos animados? ¿En qué se diferencia Messi de Geronimo Stilton, por ejemplo?
¿Quién es Geronimo Stilton? (risas) Pero supongo en que Messi es de carne y hueso, un futbolista capaz de hacer historia, de hacer lo que sólo puede hacer él, pero hablar de un héroe… Insisto en que yo prefiero hacerlo de un ídolo.

¿Qué sentido tiene que usted no aspire a ser un ídolo?
Obviamente, ninguno, pero es que tengo esa aspiración, uno siempre aspira a hacer historia, a grabar mi nombre en la memoria de los demás o a que algún día se pueda hablar de mi en la portería de la Real Sociedad como todavía se hace de Arconada. Yo no sabía quién era, pero nada más llegar me contaron que él fue el mejor y eso no se te olvida.

Pero sus ídolos eran otros

"Un ídolo es alguien a quien pretendes imitar y a mi me gustaba Chilavert, pero me parece que nunca patearé los penaltis o los tiros libres como lo hacía él"

A Arconada no le he conocido, claro. Ni siquiera he hablado algún día con él. Pero ídolos en mi vida no se crea, nunca los tuve. No sé por qué pero es así, porque un ídolo es alguien a quien pretendes imitar y a mi me gustaba Chilavert, pero me parece que nunca patearé los penaltis o los tiros libres como lo hacía él. Por eso prefiero quedarme con los arqueros que me gustan como el Buffon de ahora, esa manera de estar debajo de la portería.

Argentina inventó algo más importante que el fútbol, el amor al fútbol 
Crecí en La Plata donde la pasión es enorme, quizá excesiva. Pero tienes que aceptarla, porque esa pasión es la que nos diferencia de otros países, la que me sitúa en mi infancia con la pelota en el barrio o de chaval en los equipos menores de Estudiantes… A lo mejor, si hubiese nacido en otro país.

De Argentina antes se decía que era "un país condenado al éxito"
A nivel deportivo, sí, mire la gente que hay y la que ha habido, pero a nivel social no está el país todo lo bien que desearía y sólo nos queda confiar que con el correr del tiempo… Pero el éxito…, el éxito está en cada día.

Si el éxito tiene cura, ¿por qué pasó lo que pasó con Maradona?

"No creo que haya personas en el mundo de naturaleza tan ambiciosa como nosotros, los argentinos"

Es una pregunta difícil, pero es que el argentino es ambicioso siempre. No creo que haya personas en el mundo de naturaleza tan ambiciosa como nosotros. Pero a la vez esa ambición nos hace difíciles y es importante tener un círculo íntimo capaz de enfadarse contigo si sacas los pies de la tierra como me pasa a mí.

¿Qué problemas ya ha solucionado usted a los 22 años?
Tuve varias lesiones y siempre salí adelante. Pero es que en el fútbol nunca hay grandes problemas. Y si me habla de la vida cotidiana no, tampoco… Tuve suerte. He tenido suerte.

¿A su edad tuvo tiempo para ser el mejor o el peor portero del mundo?
Sí, ¿por qué no? Mire a Courtois que tiene mis años y puede ser el mejor…

¿Y?
No, lo que quiero decir es que la edad no importa, nunca se es demasiado joven para ser el mejor. Otra cosa es si me pregunta por mí. Pues no, no he aprovechado tanto el tiempo. Todavía tanto que aprender…

¿Cómo quiere que sea el contrato de su vida?
Hasta los 65 años debajo del arco, toda la vida, si fuera posible…

¿Y de dinero?
No, no, aquí no voy a hablar de dinero…

Entonces hable del corazón

"Mi retirada quiero que esté en Estudiantes de la Plata, eso sí es una idea a los 36 o 37 años"

Sin ninguna duda, mi retirada quiero que esté en Estudiantes de la Plata, eso sí es una idea a los 36 o 37 años, ya estaría bien, 20 años de carrera, soy realista y me conformo con eso.

Ha colgado una fotografía suya en Twitter comprando en un supermercado. ¿Eso le aleja del futbolista?

"Por el hecho de ser futbolista no vas a decir, ‘yo voy a dejar de hacer esto’ o ‘voy a dejar de ir a pagar las facturas’, la sociedad no te lo admitiría"

Una vez que me quito el uniforme de portero, trato de ser lo más normal posible. No dejo de tener 22 años. No puedo diferenciarme de un chico de mi edad. Así que un día me toca a ir hacer la compra, ir al cine, qué se yo. Por el hecho de ser futbolista no vas a decir, ‘yo voy a dejar de hacer esto’ o ‘voy a dejar de ir a pagar las facturas’, la sociedad no te lo admitiría, a los futbolistas también nos toca hacerlo.

¿A qué se debe toda esta madurez?
A mi forma de ser, no lo dude. Soy así en la vida cotidiana. No soy un tipo que me pase la vida leyendo libros, al contrario, en el colegio, en Secundaria, ya los esquivaba, pero he aprendido que la madurez puede llegar por otros caminos.

¿Y esa locura de los porteros?
Creo que todos tenemos un grado de locura . Siempre. Sin la locura, esto no sería tan bonito ni habríamos conocidos a porteros como Chilavert. ¿Quién no anhelaba ser como él? ¿Un portero que pateaba tiros libres? Eso era el no va más.

A los 22 años, usted ha encontrado su lugar en el mundo. ¿Ha corrido demasiado?
Bueno, bueno, mi lugar en el mundo está en Argentina…

Le hablaba de su profesión
Eso sí, por descontado. En la portería me siento cómodo, llevo 17 años debajo de ella y, no sé, es una relación extraña, no puedes hacer las cosas con la pelota que hacen los jugadores de campo, lo nuestro es más rústico, nos quedamos atrás, en el fondo, a veces parecemos espectadores…., no sé, usted mismo lo ha dicho cuando hablaba de la locura.